Biografía de Jacques Cousteau

Jacques Cousteau fue uno de los referentes en materia de investigación y de estudio del medio ambiente marino durante gran parte del siglo XX. Sus aportes marcaron relevantes avances no solamente en el conocimiento de especies acuáticas sino también en actividades inherentes a este ámbito, tal es el caso del buceo, del cual se erigió en co-inventor del regulador que se empleó a instancias de la primera escafandra autónoma, el característico aparato que usan los buceadores para poder respirar debajo del agua.

Por otra parte, se lo reconoció como un pionero en la defensa de todas las aguas, mares, y océanos que cubren el planeta, y de todas las calamidades y acciones irresponsables que viene practicando el hombre sobre ellos.

Nació el 11 de junio del año 1910, en Saint-André-de-Cubzac.

Su vinculación con el agua comenzó a temprana edad y por causalidad, ya que la débil salud que invadió su infancia hizo que los médicos le recomendasen a sus padres que la práctica de natación para fortalecerse.

Y así sucedió, pero además despertó su fascinación y pasión por el agua.

En el año 1930 ingresó a la Academia Naval francesa y se graduó como capitán de artillería, sin embargo, su promisorio futuro quedó trunco tras padecer un accidente en el que se lastimó gravemente ambos brazos.

Su desempeño profesional viró al de piloto naval.

Una vez más el agua y la natación fueron su mejor terapia para recuperar su estropeada salud.

Participó en la Segunda Guerra Mundial, en el bando aliado, y logró varios reconocimientos por su arrojo en la lucha, como la valiosa Legión de Honor

En esa misma época empezó a registrar con regularidad y profesionalismo su actividad en el agua.

Su enorme sapiencia fue determinante para que la marina francesa le encomendase, tras el final de la guerra, la organización y dirección de una misión de búsqueda de un barco romano que naufrago en el siglo I A.C.

La demanda de dispositivos y recursos que facilitasen la búsqueda lo impulsó a crear sofisticados aparatos como el Acqua Lung o pulmón acuático.

Junto al ingeniero Émile Gagnan lograron la creación del regulador, que es el elemento básico y crucial de la escafandra autónoma.

Su invento incluyó una reserva de gases para respirar que le permitió al buzo contar con el aire necesario bajo el agua y prescindir de la salida a superficie para recuperarlo

Para la década del cincuenta decidió abandonar la marina y dedicarse a tiempo completo a las misiones exploradoras.

Pero para ello necesitaba una embarcación que trasladase su afán aventurero y explorador y la halló en el Calypso, un deteriorado buque que se había hundido en Singapur y que él remodeló totalmente en función de sus necesidades.

Su embarcación Calypso también se erigió en un emblema de la investigación oceanográfica mundial

El amor que sintió hasta el último día de su vida por las aguas lo impulsó a promover mundialmente el respeto y el valor de la vida en las aguas, convirtiéndose en un embajador de ello.

Realizó series, documentales y publicó gran cantidad de libros con ese leit motiv: amar y cuidar el mar y sus habitantes por sobre todas las cosas

Vale destacarse que en sus aventuras de inmersión supo encontrar auténticas joyas y tesoros.

Su producción más aclamada y la que lo catapultó a la fama mundial fue la serie El Mundo Submarino de Jacques Cousteau, que se emitió entre los años 1968 y 1975.

A bordo de su buque atrapó a millones de televidentes a los que les mostró las riquezas y curiosidades del universo acuático.

Otro hito inolvidable fue su documental Amazonas que llegó a ser visualizado por 35 millones de personas.

En una época en la cual aún no estaba tan difundida la conciencia por el cuidado del medio ambiente, él fue uno de los primeros en alzar su voz y actuar a favor de ello

En 1974 fundó la Sociedad Cousteau dedicada por completo a la protección y conservación de los mares y océanos.

Desde su fundación y con su voz autorizada denunció los flagelos que ponen en riesgo la vida y salud de medio acuático: pesca indiscriminada y no controlada, la contaminación, y la proliferación de la producción de energía nuclear.

Falleció en el año 1997, un 25 de junio, a los 87 años, sin claudicar jamás en su rol de difusor y defensor de la vitalidad submarina.

Buscador

Recientes