Biografía de Isabel II

Isabel II es la reina de Inglaterra desde febrero del año 1952, situación que la convirtió en la monarca más longeva de la historia de su país y del mundo. Si bien ha protagonizado eventos históricos y políticos de relevancia en el ejercicio de su cargo, conforme fueron pasando los años y las décadas, y sigue manteniéndose activa en su trono, el tema de su longevidad se convirtió obviamente en la noticia más atractiva alrededor de su persona.

Nació en la ciudad de Londres, el 21 de abril del año 1926.

Fue la hija primogénita del rey Jorge VI y por ende la destinataria de asumir el puesto si no ocurría nada trascendente que lo impidiese, y así fue.

Seguramente si la línea sucesoria al trono no se hubiese inclinado a favor de su padre, muy probablemente ella no habría llegado a reinar.

Su padre debió asumir el trono inglés de manera intempestiva y febril cuando su hermano Eduardo VIII, heredero al trono, decidió abdicar (1936) para vivir a pleno su amor con la plebeya y divorciada norteamericana Wallis Simpson

Su madre fue Isabel Bowes-Lyon, quien también dio sobradas muestras de su longevidad falleciendo a los 101 años, en 2002.

Su hermana, la princesa Margarita, no gozó de esa suerte como su padre, y falleció el mismo año que su madre, a los 71 años, tras sufrir un ACV.

Fue educada por su madre y una institutriz en diversas materias, y desde temprana edadd su familia como las figuras políticas que visitaban la casad no tardaron en remarcar las cualidades que demostraba Isabel, dignas de una auténtica sucesora al trono, especialmente por su férreo compromiso con la patria

La pasión la despuntaba a través de los caballos y los perros, sus fascinaciones personales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, a mediados de la década del cuarenta, conflicto bélico en el que su país estuvo muy implicado, desplegó diversas acciones militares y políticas para sumar experiencia en caso que debiese reemplazar a su padre.

En 1934 conoció al Príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, quien se convirtió en su esposo en el año 1947, en la Abadía de Westminster, y de quien se encontraba profundamente enamorada

Tras el enlace se le otorgó el título de Duque de Edimburgo, su alteza real.

La pareja tuvo tres hijos: el príncipe de Gales Carlos, Ana, Andrés y Eduardo.

En 1952, ante la muerte de su padre asumió el cargo de reina el 2 de junio del año 1953.

Desde ese día y hasta la fecha ha desempeñado su rol de modo correcto y siempre demostrando un profundo sentido del deber, fervor religioso, ya que es la titular de la Iglesia Anglicana, y un compromiso total con la conservación de la paz y el desarrollo de su nación.

Sin embargo, a su austeridad, sentido del deber, y parsimonia se le impusieron los escándalos familiares generados por sus hijos y sus nietos, especialmente en el plano amoroso

Excepto el más chico Eduardo, el resto se divorciaron de sus primeras esposas en medio de escándalos de infidelidades.

El caso más emblemático y promocionado fue el de Carlos, quien se divorció a mediados de los años noventa de Lady Di, y luego se volvió a casar con quien fuera su amante de años, Camila Parker Bowles.

Sus nietos, los hijos de Carlos, Guillermo y Enrique, le dieron algunos dolores de cabeza también hasta que decidieron casarse y calmar sus salidas nocturnas.

Pero sin lugar a duda uno de los temas que más impopularidad le generó fue su presunta tensa relación con la ex esposa de Carlos, la fallecida Lady Di

Siempre se destacó que la reina protegió a su hijo y no hizo lo propio con su nuera que sufría depresiones y problemas alimenticios a razón del desprecio y las infidelidades de su marido.

Y la situación culminó trágicamente cuando la princesa, que era la personalidad más amada y empática de la corona británica, falleció en un accidente de tránsito en la ciudad de Paris, en el año 1997, causando estupor mundial, y por supuesto haciendo rodar infinidad de rumores respecto de un presunto atentado de los servicios británicos, que jamás se comprobó.

Su genio y figura han sido abordados por la literatura, la televisión, y el cine a través de diversas producciones

Todos ellos la han demostrado como una persona de enorme corrección, carácter y compromiso con su puesto.

Buscador

Recientes