Biografía de Isabel Sarli

Isabel Sarli fue una actriz argentina, ícono y pionera del cine erótico de su país donde inmortalizó sus magníficas curvas y voluptuosidad. Armando Bó, su gran amor cuando se apagaba el lente, fue su mentor y junto a quien construyó un glorioso imperio cinematográfico alrededor del erotismo.

Nació como Hilda Isabel Gorrindo Sarli, el 9 de julio del año 1929, en la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos, en el seno de un hogar humilde compuesto por ella y su madre, ya que su padre las abandonó. Sus primeros pasos en el medio los dio como modelo: su éxito en las pasarelas fue tan magnífico que en 1955 fue elegida como Miss Argentina, y en el certamen de belleza de Miss Universo, celebrado en dicho año también, salió semifinalista.

En 1956 conoció al afamado realizador y actor Armando Bó (1914-1981) con quien inició una relación amorosa y una sociedad artística híper exitosa que duró 25 años, hasta que él falleció. Sarli fue su musa inspiradora en una serie de películas que catapultó a ambos a la fama mundial y los erigió en referentes del subgénero cinematográfico erótico, que consistió de una combinación de erotismo y escenas de desnudez. Las voluptuosas curvas de la Coca le asignaron a las producciones un atractivo adicional

El trueno entre las hojas, que data de 1958, fue la primera de la saga que tuvo a marido y mujer, detrás y delante de cámaras, respectivamente, y la pionera en presentar un desnudo femenino completo de la Coca. Carne, Fiebre, Fuego, fueron otros títulos consagratorios. Al dueto debemos sumarle también a Víctor Bó, hijo de Armando y protagonista de muchas de dichas cintas.

Cabe destacarse que este tipo de producciones resultaron muy transgresoras y disruptivas para la época, y muchas de ellas fueron prohibidas, ahora bien, esto no opacó su éxito y fueron un suceso de taquilla local, en Latinoamérica y en Europa

Ni la gloria lograda los salvó de ser señalados y perseguidos por las autoridades gubernamentales que reprobaban la difusión de este tipo de contenidos cinematográficos, en un tiempo donde la moralidad y las buenas costumbres se cultivaban especialmente y el trabajo que ellos hacían era considerado depravado y pornográfico.

Casi ninguna de las películas se pudo exhibir tal como se filmó porque antes de su estreno sufrieron la intervención de la censura, principalmente durante las gestiones militares.

Oportunamente las críticas que llovieron sobre el tipo de cine que crearon fueron lapidarias, sin embargo, con el tiempo y la esperable evolución social la mirada cambió, y hoy, se lo considera un cine de culto y pura vanguardia

Cuando Bó falleció en 1981, la Coca se retiró del cine y volvió a pisar un set de filmación recién 15 años después, con La Dama Regresa, de Jorge Polaco. Participó en algunos capítulos de la serie infantojuvenil Floricienta y fue la estrella invitada de la revista teatral Tetanic, con Moria Casán y Nito Artaza.

Elegida como uno de los símbolos sexuales de su patria, en los últimos años de vida, solamente dejó el ostracismo de su caserón en la localidad bonaerense de Martínez para brindar alguna nota en tevé.

Adoptó dos hijos, Isabelita y Martín. Con Bó estuvo en pareja desde 1956 y hasta el fallecimiento del director en 1981; antes de conocerlo se casó con un alemán pero la unión fue muy infeliz y duró meses.

Durante los primeros años, su relación con Bó, fue clandestina y prohibida porque él estaba casado con la madre de sus tres hijos, y aunque jamás se divorció de ella para casarse con Isabel, se mantuvieron unidos sentimentalmente hasta la muerte de él.

En marzo de 2019 sufrió una caída que le partió parte de su cadera y que la obligó a someterse a una cirugía de la cual nunca terminó de recuperarse.
Falleció el 25 de junio del año 2019, a los 89 años.

Buscador

Recientes