Historia de Inti, dios del Sol

Una de las principales fuentes literarias de la civilización inca es la obra "Comentarios Reales de los Incas" del Inca Garcilaso de la Vega (1539-1616). En ella se describe la cultura inca y, al mismo tiempo, sus orígenes mitológicos.

Inti, el dios Sol

Como otras civilizaciones de la antigüedad, los incas adoraban al Sol, pues entendían que la luz solar era la fuente de la vida. En la mayoría de relatos el Sol es personificado a través de una deidad, Inti. El poderoso dios Sol vive en el reino de los cielos y está casado con Mama Quilla, la personificación de la Luna.

Cuando el dios Inti observaba a los humanos mientras intentaban superar todo tipo de adversidades sintió pena por ellos y decidió ayudarles. Así, Inti envío a su hijo Manco Capac y a su hija Mama Ocllo para civilizar a los desvalidos humanos. Inti les dio a sus hijos una vara de oro para que con ella buscaran tierras fértiles donde los hombres pudieran establecerse.

Si la vara de oro se hundía en la tierra esto querría decir que ese lugar debía convertirse en el centro de un imperio. Los dos hermanos inician su viaje con la vara de oro en busca de la tierra prometida y cuando llegan a un valle rodeado de montañas la vara se hunde en la tierra. Allí fundan el imperio de los incas y el lugar es conocido como Cosco, un término que posteriormente se transformó en Cuzco.

Manco Capac se convirtió en el primer rey de los incas y su principal función consistía en educar a los varones sobre reglas morales y todo tipo de conocimientos técnicos. Mama Ocllo tenía como misión educar a las mujeres en el arte del vestido.

De la descendencia de Manco Capac y Mama Ocllo empieza a surgir todo el linaje de los reyes incas. A lo largo de su historia esta civilización siguió adorando al dios Inti.

En la actualidad todavía se celebran actos festivos recordando al dios Inti

En lengua quechua se denomina Inti Raymi a una de las festividades anuales más importantes. Esta celebración también es conocida como la fiesta del Sol y tiene lugar en el solsticio de invierno en el hemisferio sur en la ciudad de Cuzco.

En la actual Plaza de Armas de la ciudad se concentra durante la noche una gran multitud de asistentes a la espera de que aparezca el Sol. Cuando finalmente llegan los primeros rayos la multitud rompe su silencio y comienza una fiesta llena de color, disfraces y animación.

El Inti Raymi actual está inspirado en las crónicas del Inca Garcilaso de la Vega y se celebra desde 1944. Hay que indicar que en 1572 el virrey Francisco de Toledo prohibió esta festividad porque se entendía que era una amenaza para la fe católica.

En tres banderas de América Latina se recuerda al dios del Sol

El Imperio Inca se extendió por amplios territorios de Sudamérica, concretamente por los actuales territorios de Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia y Argentina.

El símbolo de aquel imperio es el Sol y su imagen está presente en las banderas de Perú, Uruguay y Argentina.

Fotolia. (en orden de aparición)
Ian Dyball

Buscador

Recientes