Biografía de Hermes (Mercurio)

En el film “Evasión o victoria”, Sylvester Stallone (que da vida a Robert Hatch, el capitán norteamericano que hará de portero del equipo aliado) realiza una mención a Hermes, al ser devuelto al campo de prisioneros tras facilitar su detención para llevar información a sus compañeros. Pero ¿quién es este misterioso Hermes?

Hermes es, en la mitología griega, el mensajero de los dioses, dios de las fronteras y los viajeros.

Quién sería para los romanos Mercurio era hijo del dios padre Zeus y de la pléyade Maya, y como hijo ilegítimo del gran dios, también sufrió la cólera y persecución de Hera, la celosa esposa-hermana de Zeus.

Desde pequeño, ya demostró una especial astucia y dotes para el hurto, lo que lo llevó a ser también el dios del latrocinio y de la astucia.

Especialmente conocido es el episodio que, sólo horas después de su alumbramiento, le llevó a escaparse para robar algunos de los bueyes que pastoreaba Apolo.

Para esconder sus huellas, Hermes ofreció dos de los bueyes en sacrificio a los dioses, mientras escondía el resto del ganado escamoteado en una cueva.

Es por ello que también se considera a Hermes como el personaje que estableció los ritos de sacrificio en honor de los dioses.

Pero el episodio no acaba aquí; a la entrada de la cueva, Hermes encontró una tortuga, y utilizó su caparazón para construir una lira, la primera, siendo considerado por ello el inventor de este instrumento musical.

La lira le sirvió también para cambiarla por el ganado robado una vez Apolo utilizó sus dotes adivinatorias para conocer quién se lo había robado, y denunciarlo ante Zeus, que lo instó a la devolución del ganado. Al escuchar Apolo el sonido de la lira, quedó tan prendado que se la intercambió a Hermes por el ganado. A posteriori, Apolo se convertiría en un virtuoso de dicho instrumento.

Zeus lo eligió como su heraldo, así como el de todos los dioses.

Las representaciones de Hermes lo muestran muchas veces con unas sandalias aladas o un casco alado, símbolos de su poder para “ir volando” a transmitir los mensajes que los dioses le dan.

Entre las aventuras amorosas de Hermes encontramos a Afrodita (diosa de la belleza y el amor), Herse (princesa ateniense), o Quíone (una bella mortal). Con estas y otras tuvo, entre su numerosa descendencia, a Hermafrodito (quien a la postre, vería su cuerpo fusionado con el de una náyade, disponiendo de ambos sexos), Pan (dios de la sexualidad masculina y de la fertilidad), o Príapo (dios de la fertilidad conocido por la permanente erección de su prominente falo).

Hermes también aparece en la Iliada, apoyando a los griegos en su lucha contra Troya.

También aparece en la Odisea, ayudando a Ulises a escapar de los peligros del viaje en momentos puntuales.

Su culto, practicado en toda Grecia, era especialmente popular en Acadia, la tierra que había visto, mitológicamente, su nacimiento.

Al ser el dios que cruzaba fronteras y facilitaba su cruce, también era el encargado de llevar las almas humanas al Hades, el hogar de la otra vida para los griegos.

Arte Fotolia: Bernd Kroger, Juulijsmolotok289, Archivist

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes