Biografía de Hermenegildo Galeana

La independencia de México fue un proceso político en el que las autoridades y las milicias españolas a cargo del poder se enfrentaron a la insurrección de un grupo de habitantes que exigían la autonomía del territorio cansados de la aplicación de una política represiva por parte de España a sus colonias.

Se extendió por más de una década y en él desfilaron infinidad de hombres y mujeres, con y sin inclinaciones políticas, pero que sentían un profundo amor por su país y querían verlo libre de todo yugo.

El de Hermenegildo fue uno de los tantos casos de patriotismo nato y aunque no disponía de ningún lazo directo con la política, ni preparación militar, decidió sumarse a la lucha a favor de la independencia

Nació en Tecpan de Galeana, perteneciente hoy al estado mexicano de Guerrero, un 13 de abril del año 1762, en el seno de una familia de hacendados, y siguiendo el mandato familiar se dedicó a las labores de hacienda, cría de ganado y plantación de algodón, y solamente completó unos pocos años de la escuela primaria.

Fue un eximio jinete y en el campo aprendió a manipular las armas, hecho que le reportó seguridad y ventaja años más tarde cuando se sumó a la revolución independentista.

Hartos de la segregación a la que los sometían los españoles la familia Galeana en pleno se sumó a la guerra que encabezaron Ignacio Allende, José María Morelos y el Cura Miguel Hidalgo

Se sumó al ejército de Morelos y cuando éste descubrió el coraje que lo caracterizaba lo ungió como su mano derecha y lo puso al frente de una de las milicias.

Desde 1811 y hasta 1814 en que fue brutalmente asesinado por un soldado realista, participó en diversas tomas de ciudades con el fin de ganarles territorios a los españoles: Taxco, Cuautla, Tenancingo, Oaxaca, Acapulco, entre otras.

Como presentaba dificultades en lectura y escritura, Morelos, que lo valoraba enormemente en el campo de batalla, le asignó a su lado al sacerdote Mariano Matamoros para que ejerciese de nexo en materia de comunicación entre ambos.

Los tres conformaron un tridente letal a favor de la causa de la independencia.

Salió vencedor en gran parte de los ataques, e incluso salió a socorrer compañeros en aprietos contra el enemigo, pero el 27 de junio de 1814 fue asesinado y tras ello decapitado, y su cabeza exhibida como trofeo

Antes de su muerte había caído también Matamoros, ambas bajas le causaron una pérdida enorme a Morelos que quedó absolutamente debilitado.

Antes de sumarse al bando insurgente se casó, pero su esposa murió a los pocos meses de casados y no volvió a casarse.

Buscador

Recientes