Historia de Hera (Juno)

En la mitología griega la diosa Hera es la hija de los titanes Crono y Rea, así como la esposa y hermana de Zeus. Al mismo tiempo, es el símbolo de la mujer celosa, vengativa e intrigante.

La figura de Hera en los relatos mitológicos

Hera nació en la isla de Samos y las estaciones fueron sus nodrizas. Cuando se hizo mayor fue cortejada sin éxito por su hermano Zeus. Tras su fracaso inicial Zeus decidió disfrazarse de pájaro y ella le acogió en su seno, pero inmediatamente el dios recuperó su verdadera forma y la violó, por lo que Hera se sintió profundamente avergonzada y se casó con su hermano.

Hera y Zeus tuvieron varios hijos: Ares el dios de la Guerra, Hefesto el dios del Fuego, Hebe la diosa de la Juventud y Eris la diosa de la Discordia. Como esposa legítima del dios de los dioses, Hera se convirtió en la protectora de las mujeres casadas y en su honor se construyeron templos en todo el Mediterráneo.

En los diferentes relatos Hera aparece como una mujer vengativa y celosa debido a las constantes infidelidades de su esposo. Hay que recordar que varios dioses olímpicos fueron hijos ilegítimos de Zeus, como Artemis, Apolo, Hermes o Dionisio. En la Ilíada y otros relatos la diosa Hera tiene un comportamiento intrigante y cruel hacia todas las amantes de su esposo.

La relación con otros relatos

Cuando Hera amamantaba a Heracles, otro de los hijos bastardos de Zeus, se derramó su leche y de esta manera se formó la Vía Láctea. Este relato es recordado en la historia del arte en "El nacimiento de la Vía Láctea" de Pedro Pablo Rubens.

En la boda de Peleo y Tetis, Eris ofreció una manzana dorada para la mujer que Paris eligiera como la más bella. Paris tenía que decidirse entre Afrodita, Atenea y Hera y escogió a Afrodita porque esta le prometió a Paris que se casaría con una mujer de gran belleza (Paris fue quien raptó a Helena y su acción provocó la célebre Guerra de Troya). El relato de la manzana dorada también es conocido como la Manzana de la discordia o el Juicio de Paris. Pedro Pablo Rubens inmortalizó este episodio en su obra "El juicio de Paris".

Una interpretación del mito de Hera

En la cultura occidental Zeus es el símbolo del hombre poderoso y adúltero y Hera es la representación de la esposa celosa. Zeus tiene un espíritu libre y recurre a todo tipo de artimañas para conquistar a ninfas y mujeres hermosas, mientras Hera quiere mantener su matrimonio y está dispuesta a pelear por ello.

El relato de este matrimonio de la mitología griega nos recuerda que muchos hombres buscan el placer fuera de su hogar, mientras que sus mujeres intentan mantener el vínculo amoroso.

Fotolia. (en orden de aparición)
Matiasdelcarmine, Zwiebackesser, Malchev

Buscador

Recientes