Biografía de Gustavo Díaz Ordaz

Gustavo Díaz Ordaz ocupó la presidencia de México entre los años 1964 y 1970. Su gestión es tristemente recordada por haber sido la responsable de ordenar una de las represiones y matanzas más sangrientas del siglo XX, contra un grupo de manifestantes, especialmente conformado por estudiantes: la masacre de Tlatelolco (1968).

Nació un 12 de marzo del año 1911, en plena efervescencia de la Revolución Mexicana, en San Andrés Chalchicomula, una ciudad del estado de Puebla que hoy cambió su nombre por el de Serdán, en el seno de una familia con escasos recursos económicos.

Se graduó como abogado y ejerció la profesión durante algunos años hasta que entró en contacto con Máximo Ávila Camacho, gobernador de su estado natal, hermano del presidente de México Manuel Ávila, quien lo acercó a la política

Apadrinado por los Camacho fue designado como oficial de justicia, juez municipal, presidente de la junta de Conciliación y Arbitraje y juez del Tribunal Superior de Puebla.

Entre 1943 y 1946 fue diputado y luego senador por el estado de Puebla.

En 1952, el presidente en ejercicio Adolfo Ruiz Cortines lo designo como Director Jurídico al frente de la Secretaría de gobernación.

Cuando asumió la presidencia Adolfo López Mateos en 1958, Gustavo Díaz Ordaz, se convirtió en su mano derecha y en su sucesor político.

En 1964 fue elegido como presidente de la Nación por el PRI (Partido Revolucionario Institucional).

Su mandato padeció varios reveses económicos que marcaron la caída de salarios y el aumento del desempleo, y estuvo caracterizado por un fuerte autoritarismo que inició una serie de reclamos populares

El 2 de octubre del año 1968 llegó a su punto de máxima tensión el llamado Movimiento de 1968, desarrollado en la Ciudad de México, una movilización social en la cual participaron estudiantes de diversas casas de estudios como el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras instituciones, más profesionales, campesinos, intelectuales, comerciantes y amas de casa, entre otros, que le exigió al gobierno la liberación de los presos políticos y un límite al autoritarismo reinante.

La respuesta inmediata del gobierno de Gustavo Días Ordaz fue criminalizar la protesta y calificarla de golpista y comunista para poder actuar sin frenos con la represión

El evento bisagra fue la llamada masacre de Tlatelolco, ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas, en DF, y se estima que dejó como saldo mil víctimas.

Casi cuatro décadas después, en 2006, el estado aceptó considerarla como una masacre en la que se incurrió en crímenes de lesa humanidad: torturas, desapariciones forzadas, detención ilegal, entre otras acciones

Ni siquiera los eventos deportivos tan relevantes como los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol que tuvieron lugar en México, en 1968 y 1970, respectivamente, durante su gobierno, pudieron hacer olvidar su responsabilidad en la represión.

Tras su salida del gobierno se lo designó como embajador de México en España, pero tras pocos meses en el puesto renunció a razón de problemas de salud.

Hacia finales del año 1978 comenzó con severos malestares estomacales y tras una serie de estudios le diagnosticaron cáncer de colón

Falleció el 16 de julio del año 1979, tenía 68 años.

Estuvo casado primeramente con Guadalupe Borja, madre de sus tres hijos.

También mantuvo una relación signada por la polémica con Irma Serrano Castro, conocida como la Tigresa, una cantautora del género de ranchera que además de su incursión artística recaló en la política como Senadora por el estado de Chiapas (1994-2000).

Buscador

Recientes