Biografía de Guillermo del Toro

Guillermo del Toro es una de esas personas que pueden parecer tener fama repentina pero que en realidad son el resultado de muchos años de dedicación, entrega y trabajo. Este reconocido director y guionista de origen mexicano ha recibido especial atención en los últimos años a partir de sus trabajos para Hollywood, por lo especial de cada una de sus historias y por su particular estilo narrativo.

Guadalajara como hogar de un vasto mundo

Guillermo del Toro Gómez nació el 9 de octubre de 1964 en la ciudad de Guadalajara, en México. Su familia mostraba una dedicada atención a los preceptos católicos, por lo cual ese elementos será para siempre una parte importante de su vida así como también de su obra, aunque él mismo hablase de no ser practicante. Desde pequeño mostró interés por la creación de vídeos y films cortos, haciendo él mismo sus propias producciones y escribiendo el guión a partir de sus ideas particulares y especiales.

En su juventud se dedicó a estudiar efectos especiales y creación de animación, ambos dos efectos que siempre son una parte importante de sus películas e historias. A lo largo de sus primeros años de trabajo realizó creaciones independientes como también con otros autores hoy en día importantes tales como Alfonso Cuarón o Emanuel Lubezki. En la década del '90, Del Toro creó su propia compañía de producción e incluso participó en la creación del Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Hollywood y la meta de crear lo inimaginable

En el año 1997 Guillermo del Toro fue convocado por la compañía Miramar para filmar y dirigir la película de terror "Mimic". A pesar de que los resultados no fueron los esperados, este trabajo sirvió a Del Toro como puerta de entrada a un mundo donde todo podía ser posible.
En 2001 y 2006 realizó sus dos primeras películas internacionales: "El Espinazo del Diablo" y "El Laberinto del Fauno", con apoyo de España y México respectivamente. La segunda recibió un alto reconocimiento internacional debido a su estilo especial, oscuro y mitológico, para contar la dura realidad de la España franquista. Entre los muchos premios que ganó aparecen tres Óscars.

Dos años después, en 2008, dirigiría el tanque de Hollywood "Hellboy" y aunque realizó otros filmes más, sería con la película "La Forma del Agua" con la que su sueño se haría realidad: ganaría incontable cantidad de premios incluyendo mejor película y mejor director en los Oscars del 2017. Esto permitiría un definitivo punto de inflexión en la carrera de Del Toro al abrirse innumerable cantidad de oportunidades.

Buscador

Recientes