Biografía de Frank Sinatra

El siglo XX ha sido uno de los períodos de la historia con los músicos populares más reconocidos de todos los tiempos. En este sentido, no podemos pensar en el siglo XX sin pensar en Frank Sinatra. Este enorme cantante rompió las estructuras de la música en muchos sentidos, logrando con su mágica voz conquistar a cualquier persona que deseara escuchar un excelente músico y artista.

Su pasado italiano marcó en gran modo su trayectoria y dedicó gran parte de su vida a la música melódica como nunca nadie lo había hecho hasta el momento.

Nueva Jersey como escenario del nacimiento de un grande

Francis Albert Sinatra perteneció a una familia de origen ítalo-americana. Su padre era boxeador y bombero mientras que su madre ocupó toda su vida el tradicional rol de ama de casa desde donde se pudo ocupar de la crianza de su único hijo. El año de nacimiento de Frank Sinatra fue en 1915, en la localidad de Hoboken, estado de Nueva Jersey, y como era común para esa época y esa comunidad, la presencia de la religión católica siempre fue muy fuerte.

Durante sus primeros años de vida y juventud, Frank mostró interés por la música, escuchando a artistas que solían ser escuchados por adultos tales como Bing Crosby o Gene Austin. Además de su capacidad para tocar instrumentos, Frank desarrolló una personalidad histriónica que le hacía ganarse las sonrisas y palmadas de familiares cada vez que decidía hacer actos en reuniones familiares. De allí nació también su veta actoral que pudo llevar a cabo por un tiempo, antes de dedicarse de lleno a la música.

Su mejor amiga: la música. La transformación en estrella

Las capacidades musicales y vocales especialmente de Frank Sinatra son indudables. Sin embargo, es importante señalar que el mismo vivió de joven una época en la que el mundo de la música norteamericana se comenzaba a transformar, volviéndose más y más una industria. Fue esto en parte, sumados a sus incuestionables dotes, lo que le permitió llegar a millones de casas y hogares. Los orígenes humildes de la familia Sinatra no le brindaron una educación musical seria, pero él por sí mismo pudo aprender a cantar por sus propias habilidades.

Como muchos otros grandes artistas, comenzó en 1938 a cantar en bares y restaurantes donde muy lentamente fue armando un repertorio de clásicos y fue reconocido por cada vez más personas. Si bien tuvo experiencias con bandas propias, su éxito mayúsculo llegaría con su carrera solista, que se consolidó hacia la década de 1940.

A lo largo de los años en los que estuvo activo, las mayores cadenas musicales se pelearon por tenerlo entre sus artistas y así es que pasó por Columbia, Capitol y Reprise (su propio sello), entre otras. Presentó decenas de discos que lo convirtieron en uno de los artistas más populares de todos los tiempos, con millones de copias vendidas hasta la actualidad. Sus canciones giraron siempre en torno al jazz, blues, canción melódica y a los clásicos norteamericanos, siendo tal vez "New York, New York" aquella más recordada entre cientos de piezas.

Su vida llegó al final en el año 1998, cuando Frank tenía 82 años y había vivido todas las experiencias que un hombre de sus características podía pasar. Se lo vinculó con las mafias ítalo-americanas y al ser una estrella de tal porte, también pudo vincularse casi directamente con presidentes de diferentes épocas. Su legado es uno de los más importantes de todo el siglo XX.

Arte Fotolia: shat88

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes