Biografía de Francisco Pizarro

Francisco Pizarro fue uno de los conquistadores españoles, posteriores al Descubrimiento de América, que en los inicios del siglo XVI incursionaron con afán en el nuevo continente y con la misión de plantar bandera y hacerse de sus fantásticas riquezas autóctonas. Cobró fama tras conquistar el Perú y hacer desaparecer unas de las civilizaciones pre colombinas más relevantes e influyentes: el Imperio Inca.

Habría nacido en Trujillo, municipio que integra la comunidad autónoma de Extremadura, el 16 de marzo del año 1478, de la unión de un hidalgo español que tuvo una intensa participación en las campañas de Italia, con una noble de dicho lugar.

En su juventud se incorporó a los tercios españoles, unas unidades militares que fueron clave en las guerras italianas contra los franceses y fue en estos campos de batalla donde logró una vasta experiencia militar y un arrojo pocas veces visto.

En 1502, ante la "fiebre" desatada por el nuevo mundo, se sumó a la aventura expedicionaria y colonizadora de las nuevas tierras, y participó de la misión liderada por Nicolás Ovando, el gobernador de La Española (actuales República Dominicana y Haití) y en 1513 integró la expedición de Vasco Núñez de Balboa que descubrió el Océano Pacífico, evento que se consideró como la antesala de la conquista de Perú que pronto él mismo protagonizó.

Fundó la ciudad de Panamá y fue su gobernador y para 1529 recibió las capitulaciones que lo nombraron: Capitán General, Gobernador y Adelantado del Perú

En la década del treinta del siglo XVI encabezó la conquista del Perú aprovechándose de la debilidad en la cual había caído el imperio Inca tras la lucha sucesoria.

El golpe de efecto lo dio cuando el 16 de noviembre del año 1532 capturó al último Inca, Atahualpa, en la Plaza Mayor de Cajamarca, en el Perú, que había salido triunfante de la guerra que entabló contra su medio hermano Huáscar por la sucesión del trono.

La captura y posterior asesinato de Atahualpa significó el fin de un imperio muy poderoso y extenso que implicó desde Colombia hasta Chile.

Tras hacerse del control territorial y político de Perú tuvo que vérselas con un compatriota que le disputó el poder: el conquistador Diego de Almagro (descubridor de Chile y Bolivia).

Almagro se sintió muy desplazado por las concesiones que el rey Carlos I le hizo a Pizarro, su socio en la conquista, y entonces emprendió una guerra sin cuartel, en principio por el control de Cuzco, pero luego ya fue por todo el dominio de todo lo que tenía el otro

La disputa entre ambos conquistadores generó un caudal de sangre en ambos bandos, el encarcelamiento de Almagro y su posterior asesinato, mientras que Pizarro, el ganador de la contienda, continuó expandiendo su poder.

Sin embargo, los partidarios de Almagro le siguieron complicando la existencia hasta asesinarlo el 26 de junio del año 1541, en su casa, tras una arduo combate.

Buscador

Recientes