Biografía de Francisco I. Madero

Francisco Ignacio Madero fue un empresario y político mexicano de notable injerencia en los comienzos del siglo pasado. Su férrea oposición al Porfiriato, tal como se denominó al larguísimo gobierno del general Porfirio Díaz que ejerció un poder dictatorial por 34 años en México, marcó el final de este periodo político y el comienzo de uno de los acontecimientos políticos más relevantes de la historia de México como fue la Revolución Mexicana.

Empresario y político mexicano de enorme sensibilidad social y sentido democrático que se enfrenta a la dictadura de Porfirio Díaz y desencadena la Revolución Mexicana

Madero provenía de una acaudalada familia mexicana que manejaba diversos negocios y era dueña de varias haciendas. Además de dedicarse a la actividad comercial de su familia, Madero, siempre demostró una inclinación especial e interés por la política y por la situación social de su país, que durante el Porfiriato habían entrado en crisis por los abusos de poder y por la nefasta situación económica.

Madero era un hombre idealista con fuertes convicciones democráticas, y como dijimos, con una muy sincera preocupación social.

Triunfo de la Revolución Maderista y llegada a la presidencia de México

En ese contexto y ante el anuncio del retiro del poder por parte de Díaz, Madero, lanza su candidatura a la presidencia de la nación, sin embargo, Díaz, incumple su promesa, vuelve a presentarse como candidato y manda a detener a Madero quien tras un periodo en prisión logra exiliarse en los Estados Unidos.

Desde su exilio, Madero, insta a sus conciudadanos a levantarse en armas contra Díaz. El éxito del plan de Madero termina con la renuncia efectiva de Díaz y su exilio en Francia.

Al año siguiente, en 1911, se convocan las elecciones y Madero es electo como presidente.

Traición entre sus filas y asesinato de Madero

Desde que asume en el cargo deberá afrontar complicaciones por parte de otros líderes de la Revolución, descontentos sociales, y encima uno de los generales de su estrecha confianza como Victoriano Huerta lo traicionan y eso marca el fin de su incipiente gobierno.

Tras encabezar el golpe de estado que derroca a Madero, Huerta, se había comprometido a respetar su vida y la de su vicepresidente, permitiéndoles el exilio en Cuba, sin embargo, no cumple y tanto Madero como Pino Suárez son ejecutados a balazos.

Madero tenía 39 años cuando fue asesinado en febrero del año 1913.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes