Biografía de Fiodor Dostoyevski

Como Kafka, Vargas Llosa y otros genios de la literatura, la vida y la obra de Dostoyevski estuvo marcada por las tormentosas relaciones con su padre. La creación literaria, la compasión por los sufren y el juego fueron los impulsos que dominaron su espíritu.

Sus primeros años transcurrieron en una humilde casa en Moscú. Su madre era una mujer religiosa que le introdujo en las lecturas de la Biblia. Su padre, antiguo cirujano militar, abandonó la medicina para dedicarse a cultivar una gran extensión de tierra en la que trabajaban más de cien siervos.

A los 15 años murió su madre y a los 16 su padre fue encontrado muerto en extrañas circunstancias. Si bien nunca se aclararon los hechos, se cree que pudo ser asesinado por sus propios siervos que estaban hartos del trato vejatorio y violento que recibían. Por entonces Dostoyevski estudiaba en la academia de ingenieros militares de San Petersburgo, donde se graduó en 1843 con calificaciones mediocres.

Un genio de la literatura dominado por la ludopatía

Consiguió un trabajo burocrático como funcionario, pero el dinero que ganaba era gastado rápidamente en alguna mesa de juego. Para sobrevivir tenía que pedir dinero prestado y las deudas no dejaban de incrementarse. La ludopatía del escritor quedó reflejada en una de sus célebres novelas, "El jugador".

En su primera novela, " Pobres gentes ", se puso de manifiesto el sentimiento de compasión del escritor hacia el sufrimiento humano. En su primera juventud creyó que el cristianismo era el camino correcto para dignificar la condición humana, pero tras contactar con el movimiento antizarista se convirtió en socialista.

En aquellos años en Rusia surgieron varios grupos revolucionarios de corte terrorista que luchaban por la abolición del zarismo y Dostoyevski mantuvo estrechas relaciones con varios de sus líderes

En 1849 fue arrestado por las autoridades y acusado de conspiración contra el zar Nicolás L Tras el juicio fue condenado a muerte y, cuando ya se encontraba ante el pelotón de ejecución, el zar conmutó la pena capital por el castigo de prisión en Siberia.

En su etapa carcelaria dos circunstancias le marcaron profundamente: las primeras crisis epilépticas y una profunda decepción por la degradación humana que observaba a su alrededor.

En 1854 salió de la prisión siberiana para ser enviado al exilio en una unidad militar cerca de la frontera con China. Allí se enamoró de una mujer casada con la que finalmente contrajo matrimonio cuando ella enviudó. La relación con su esposa no fue precisamente placentera.

En 1859 pudo regresar a San Petersburgo y reanudó su actividad literaria. Tras su etapa en Siberia el escritor abandonó los ideales del socialismo y se acercó nuevamente al cristianismo.

En 1864 murieron su esposa y su hermano y el escritor reanudó la destructiva relación con la ruleta. En aquella época de su vida el nuevo zar de Rusia, Alejandro ll, introdujo importantes reformas, muy especialmente la abolición de la servidumbre.

Con su segunda esposa encontró la paz espiritual que necesitaba para escribir

Hacia 1866 se enamoró de Anna Grigórievna, una joven mecanógrafa que le ayudaba con sus escritos. Se casaron en 1867 y el mismo día de su boda sufrió un nuevo ataque de epilepsia. Para saldar las deudas de juego que le asediaban, su esposa vendió todo lo que poseía. En los siguientes años el matrimonio viajó por Suiza, Alemania e Italia, pero siempre había un casino donde el escritor tenía la oportunidad de jugar y casi siempre perder.

En 1871 regresaron a San Petersburgo, donde Dostoyevski comenzó a escribir una de sus grandes obras, "Demonios". En 1873 decidió abandonar definitivamente su afición por los juegos de azar. Anna se convirtió en su editora y en los años siguientes el matrimonio logró una cierta estabilidad económica. Las novelas "Los hermanos Karamazov" y "El idiota" han sido reconocidas como dos grandes creaciones de la literatura universal.

El escritor murió en 1881 a los 59 años y sus obras son valoradas como auténticos tratados sobre la psicología humana. El profundo análisis de sus personajes sirvió de inspiración al padre del psicoanálisis, Sigmund Freud. Los amantas de la literatura pueden acercarse a su vida y a su obra en el Museo Dostoyevski en la ciudad de San Petersburgo.

> Siguiente >>>

Fotolia. (en orden de aparición)
Mario, Vlad Zaytsev


Buscador

Recientes