Biografía de Fernando II de Aragón

Fernando II de Aragón, más conocido como Fernando El Católico, fue uno de los monarcas españoles más afamados de la historia de la monarquía española.

Reinó en su tierra, Aragón, desde 1479, y también Castilla, a partir de 1474 y a razón de su casamiento con su prima la Reina Isabel, quien heredó dichos territorios tras una violenta guerra sucesoria librada contra su sobrina

Tanto Fernando como su esposa ostentaron un especial reconocimiento en la historia por haber sido los promotores del viaje de Cristóbal Colón que terminó con el descubrimiento del continente americano.

Dicho evento además los convirtió en las máximas autoridades de los territorios que se fueron descubriendo en las sucesivas expediciones a América.

Nació en el año 1452, en el municipio español de Sos.

Si bien cuando nació nada hacía suponer que se convertiría en el mandamás de su reino, la inesperada muerte de su hermano lo colocó en ese lugar.

El casamiento con la Reina de Castilla lo llevó a regir también los destinos de este reino, que se unió con el propio, y juntos fueron el germen de la poderosa monarquía española que pronto dominaría Europa y el "nuevo mundo".

Fue uno de los responsables, junto a su mujer Isabel, de la instauración en 1478 de la Inquisición, una institución cuyo fin fue mantener la lealtad católica en sus reinos, y de la expulsión de los judíos del reino

Dichas acciones les valieron el mote de Reyes Católicos con el que se hicieron mundialmente conocidos.

Su afán imperial lo llevó a recuperar Granada de manos del Islam, Nápoles, Sicilia y Cerdeña.

Una vez fallecida su esposa, disputó con su yerno Felipe El Hermoso el trono de Castilla

La muerte de su principal aliada política en 1504 significó un gran revés en sus aspiraciones e influencias.

De todas maneras, pactó con el rey de Francia Luis XII para frenar el avance de Felipe y hasta se casó con una sobrina de éste, Germana de Foix, de 18 años, y a la que le llevaba una diferencia de 35, para afianzar dicha alianza y para complacer la presión ejercida por los nobles aragoneses que le exigían un sucesor varón que nunca llegó.

Rumores posteriores a su muerte, llegaron a afirmar que murió a causa de un afrodisíaco que ingirió y que le causó problemas en la circulación de la sangre, en el afán por mejorar la performance sexual y engendrar el ansiado hijo que lo sucediera

Su hija Juana I, la sucesora natural, padecía de presuntos desequilibrios mentales que fueron utilizados oportunamente por su padre y su sucesor Carlos I, para apartarla del trono y recluirla de por vida cuando su insania se agudizó tras la intempestiva muerte de su esposo.

Entre 1507 y 1516 fue regente de Castilla ante la inhabilitación de su hija Juana I, y la repentina muerte del esposo de ésta, Felipe, el hermoso

Las especulaciones volvieron a sonar fuerte y hablaron del presunto envenenamiento que planeó contra su yerno.

A su muerte, en 1516, su nieto Carlos de Gante, (Carlos I de España y Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico ) lo sucedió en los tronos, previa regencia de su hijo Alonso en Aragón, y del Cardenal Cisneros en Castilla.

Buscador

Recientes