Biografía de Felipe el Hermoso

Felipe el Hermoso fue rey consorte de España, de la corona de Castilla, entre 1504 y 1506, por su matrimonio con la hija de los Reyes Católicos Juana I.

Su particular apodo se debería a una presunta alabanza que recibió de parte de nada más y nada menos que el rey Luis XII de Francia, que cuando lo vio en el marco de una recepción oficial se quedó maravillado por su belleza y así lo hizo saber a la posteridad.

Nació en la ciudad de Brujas, el 22 de julio del año 1478.

Heredó las posesiones de Borgoña y Flandes de su madre María, a la temprana edad de cuatro años, cuando esta falleció en 1482, y le tocarían las de su padre, el emperador Maximiliano I, autoridad máxima del Sacro Imperio Romano Germánico, que finalmente heredó su hijo Carlos ante su inesperada muerte

Su casamiento con Juana, la heredera de los Reyes Católicos, unión arreglada entre estos últimos y sus padres, le permitió aglutinar un poder inédito hasta ese entonces, que luego, su sucesor e hijo Carlos V, consiguió acrecentar.

Por otra parte, fue el responsable de instaurar por largas décadas a la dinastía de los Habsburgo en tierra española.

Su unión con la infanta Juana dejó una vasta descendencia de seis hijos, entre ellos su sucesor: Carlos de Gante, mejor conocido como Carlos V o Carlos I de España.

Dentro de sus posesiones borgoñonas fue muy bien recibido, mientras que en España debió sortear muchos obstáculos para gobernar en paz y ser aceptado como monarca

Debió enfrentar a su suegro, Fernando el católico, quien a la muerte de su esposa Isabel la católica pretendió asumir él el control en nombre de su hija signada por problemas mentales, pero Felipe no lo permitió y le valió su enemistad para siempre...

Tras acordar un gobierno conjunto entre padre e hija, Fernando de Aragón decide alejarse del cargo y dejar el mando a Juana, que de inmediato se lo entregó a su esposo que fue el verdadero monarca de Castilla hasta su muerte

Poco tiempo después se le declaró a su esposa una incapacidad mental que terminó por erigirlo en el dueño absoluto del poder.

Falleció a muy temprana edad, 28 años, en Burgos, el 25 de septiembre del año 1506, a causa de una fuerte fiebre que se le habría desatado tras disputar un partido de fútbol y beber líquido bien frío, sin embargo, las malas lenguas le atribuyeron un presunto envenenamiento impulsado por su suegro

Lo sucedió su primogénito Carlos a quien le tocó gobernar las poderosas posesiones de sus abuelos maternos y paternos: España, Países Bajos, Nápoles y el Sacro Imperio Romano Germánico, que lo erigieron en amo y señor de casi toda Europa.

La muerte de Felipe El Hermoso desató la locura contenida de su esposa Juana quien terminó de perder definitivamente el juicio cuando enviudó.

Entre algunas de las locuras que protagonizó se destacó haber ordenado el desentierro de su esposo para embalsamarlo y recorrer diversos lugares con él.

Juana tuvo una hija póstuma de Felipe, Catalina, que nació meses después del fallecimiento de su padre, en enero de 1507.

El corazón de Felipe el hermoso perteneció siempre a Flandes, lugar de su nacimiento, y por ello es que su corazón físico fue enviado allí tras su muerte.

Buscador

Recientes