Biografía de Federico García Lorca

Federico García Lorca ocupa un lugar destacado en la historia de la literatura iberoamericana y mundial por sus enormes y únicos aportes a la cultura, pero también es valorado por su valentía y la convicción en sus ideales, aquellos que lo llevaron a morir a manos de un gobierno dictatorial y violento. Su paso por este mundo no ha dejado fibra sin verse sensibilizada ya que uno de sus mayores logros fue transformar lo horrible en belleza.

Un español que cambiaría para siempre la historia del arte

Federico del Sagrado Corazón de Jesús García Lorca (así su nombre completo) nació un 5 de junio de 1898 en una localidad del interior de España llamada Fuente Vaqueros. Su infancia fue relativamente tranquila y feliz debido a que nació en una familia con un buen pasar económico. Mientras su padre era un importante hacendado de la región que poseía tierras y aseguró al pequeño Federico una buena calidad de vida, fue su madre con quien tuvo un vínculo más cercano y afectivo ya que ella, como maestra, inculcó en su hijo un temprano y fuerte amor por los libros, la literatura y las letras.

Así fue que en su adolescencia, Federico decidió estudiar en la Universidad de Granada aquello relacionado con la literatura y las letras. Está experiencia lo puso en contacto directo con un mundo que para él era nuevo ya que sólo lo había vivido a través de la soledad de sus libros. En su época de facultad Federico mantuvo una vida social activa y dinámica.

En el año 1919 se trasladó junto a su grupo de amigos a Madrid para ser parte de la famosa Residencia de Estudiantes, un espacio que recibía futuros artistas, intelectuales y profesionales de distintas áreas y que era un punto de encuentro importantísimo.

La escritura como forma de amor y muerte

A partir de 1920 Federico García Lorca comienza a considerar la posibilidad sería de dedicarse a la escritura como profesional y es por eso que esta será su época más prolífica, publicando tanto poesías como ensayos, obras de arte y trabajando en consonancia con grandes artistas en creaciones musicales. Lorca formó parte de un grupo de autores conocido por los especialistas como "Generación del 27".

Su obra y su trabajo lo llevaron a viajar por diferentes partes del mundo tanto para conocer y entrar con contacto con otros colegas como por el hecho de que sus obras comenzaban a ser populares mundialmente. Visitó Nueva York en 1929, Argentina en 1933 y otras partes difundiendo su obra y sus ideales que eran coincidentes con los de la Segunda República Española.

Sin embargo, el estallido de la guerra civil en el año 1936 significaría un gran cimbronazo para Lorca, quien siguió produciendo febrilmente aunque debió hacerlo cada vez en mayor clandestinidad. En ese mismo año regresó a su Granada natal, donde fue detenido y apresado por la Guardia Civil unos días después.

Tanto sus escritos, como sus declaraciones políticas y su homosexualidad fueron razones suficientes para que el poder de derecha y dictatorial decidiera terminar con su vida el día 18 de agosto.

Federico García Lorca fue fusilado a sus jóvenes 36 años pero su legado es mucho más inmenso y sus ideas permanecen hoy vivas entre los pueblos que siguen luchando por la libertad y la cultura.

Buscador

Recientes