Historia de Enlil

Los sumerios de hace 6000 años asentaron su civilización en Mesopotamia e hicieron una aportación fundamental a la humanidad: la escritura cuneiforme. Esta forma de escritura basada en pictogramas que representan objetos y palabras sirvió de inspiración para el desarrollo de los posteriores alfabetos.

Es en los poemas sumerios y en el célebre Código de Hammurabi donde aparece la figura de Enlil, un dios perverso y manipulador.

Enlil era hijo de Anu (el dios del cielo) y de Ki (la diosa de la tierra). A pesar de que su hermano Enki era el hijo primogénito, él se convirtió en el heredero al trono del pueblo sumerio.

Un dios que quería el poder absoluto

Si bien Enlil está vinculado originariamente a la mitología sumeria, era conocido y venerado por otros pueblos, como los hititas, los babilonios o los cananeos.

En los relatos literarios y religiosos se ofrece una versión autoritaria de Enlil. No quería ser un dios como cualquier otro, sino que pretendía convertirse en un dios todopoderoso por encima de los demás. El dios Enki guiaba a los humanos como un padre protector, pero Enlil los consideraba un peligro, pues temía que algún día se rebelaran contra los dioses.

No se conformaba con imponer su poder absoluto en un territorio sino que aspiraba a gobernar todas las tierras. Algunos de sus enemigos se enfrentaron abiertamente con él, pero logró vencer sobre todos ellos porque se apropió de un gran tesoro, las conocidas "Tablillas del destino" o "Tablas ME". En este documento había una información muy importante sobre cuestiones de gran valor estratégico, como las rutas de navegación, los mapas estelares o las mejores tácticas para la guerra.

Cuando Enlil se apoderó de las tablas consideró que ya podía gobernar el mundo entero.

Algunos estudiosos de los textos sumerios sostienen que la figura de Yahvé del Antiguo Testamento se inspira en el dios Enlil. En este sentido, se han encontrado semejanzas importantes entre los textos sumerios y babilonios y el libro del Génesis.

¿Y si Enlil fuera un extraterrestre?

En los textos sumerios los anunnakis eran los divinidades que gobernaban las fuerzas de la naturaleza (Enlil era el dios del viento y las tormentas, Enki era el señor de la Tierra y Anu dominaba los cielos).

Esta visión de los anunnakis tiene otra interpretación muy distinta, pues algunos investigadores afirman que en realidad estos seres eran extraterrestres con un gran desarrollo tecnológico y que llegaron al mundo para someter a los hombres. Si esta teoría fuera cierta esto querría decir que el dios Enlil es el auténtico gobernador de la humanidad.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes