Biografía de Edgar Allan Poe

Los últimos días del escritor se parecen a sus relatos de terror. Se encontraba solo en la ciudad de Baltimore de camino hacia Filadelfia, donde le esperaba su prometida Sarah para contraer matrimonio. Unas personas que le reconocieron lo encontraron completamente borracho e inconsciente.

Decidieron llevarlo a un hospital porque él era incapaz de mantenerse en pie. Allí permaneció delirando durante cuatro días, viendo en las paredes seres imaginarios y diciendo cosas sin ningún sentido. No pudo recuperarse y finalmente expiró. Murió a los 40 años.

Un genio de la literatura con un talón de Aquiles que le llevó a la destrucción

Nació en la ciudad de Boston en 1809. Su padre abandonó el hogar y su madre murió cuando él contaba con dos años. Un comerciante llamado John Allan y su esposa adoptaron al pequeño Edgar. A los 6 años su fue con su nueva familia a Inglaterra. Según sus biógrafos, sus padres le daban pan mojado en ginebra para que el niño durmiera plácidamente. En 1820 la familia regresó a Estados Unidos.

Cuando ingresó en la universidad de Virginia siendo un adolescente comenzó a consumir alcohol como una forma de diversión. En 1827 se produjo un desencuentro con su padre adoptivo y abandonó la universidad para irse a Boston. Allí ingresó como soldado raso en el ejército de Estados Unidos. En ese periodo apareció su primer libro, "Tamerlán y otros poemas breves". En 1830 ingresó en la academia militar de West Point. Su afición por la bebida fue en aumento y, según sus propios testimonios, bebía para afrontar la profunda soledad de su alma. No es extraño que en 1831 fuera expulsado de la academia militar. Ese mismo año se publicó su segundo libro de poemas.

Si bien Poe siempre quiso ser un gran poeta, sus relatos cortos fueron muy bien acogidos por la crítica literaria. Los primeros cuentos aparecieron en un periódico de Filadelfia y su relato "El manuscrito hallado en una botella" fue premiado en un certamen literario.

Aceptó un puesto de redactor y la vida parecía sonreírle.

En 1835 vivía con su tía y con la hija de esta, Virginia. Poe se enamoró de Virginia y al año siguiente contrajeron matrimonio. Virginia tenía catorce años cuando se casó

El director del periódico donde trabajaba confiaba en su talento literario, pero tuvo que despedirle porque la mayor parte del día estaba borracho. En los siguientes años trabajó en varios periódicos y de todos ellos fue despedido por su irrefrenable afición a la bebida.

En los momentos en que se encontraba sereno mostraba una cara distinta, ya que Poe era un hombre ingenioso, con un gran encanto personal y muy seductor con las mujeres.

En el relato "Los crímenes de la calle Morgue" aparece la figura del detective y para muchos historiadores de la literatura con esta historia se inició la novela policíaca

Cuando Poe se encontraba lúcido escribía relatos magistrales, como "El corazón delator", "El pozo", "El gato negro" o "El barril de amontilado" (en sus obras aparecen referencias al alcohol y muchos de sus personajes son individuos atormentados). Sus amigos intentaron ayudarle en varias ocasiones, pero Poe no se dejaba ayudar. El escritor inició nuevos rumbos para la literatura pero nunca encontró un camino para su propia vida.


Fotolia para Biografía. Mario

En 1842 Virginia tuvo un episodio de vómito de sangre, que fue el primer síntoma de tuberculosis. La enfermedad de su esposa no le apartó del alcohol y Poe siguió bebiendo y acumulando deudas debido a la inestabilidad laboral. Tras cinco años enferma, Virginia falleció y el escritor continuó su camino de destrucción. Hay que indicar que además de su inclinación por el alcohol, tenía afición por los estimulantes y por el opio.

En 1849 se reencontró con un antiguo amor de adolescencia, Sarah. Hicieron planes de boda y Poe pidió finalmente ayuda a una asociación dedicada a la recuperación de alcohólicos. Aparentemente todo indicaba que iba a iniciar una nueva vida. Sin embargo, en los últimos días de septiembre de 1849 las cosas se torcieron y el escritor empezó su último viaje. Quienes le atendieron en el hospital contaron que en un momento de lucidez el escritor encomendó su alma a Dios.

La tumba del escritor es un lugar de culto para sus admiradores

La tumba de Edgar Allan Poe en Baltimore es visitada por una legión de admiradores. Uno de ellos dejó durante siete décadas una botella de coñac y unas rosas el día del nacimiento del escritor.

Su influencia en la literatura es más que evidente. Su estilo narrativo ha sido elogiado por los grandes de la literatura universal, como Mark Twain, Julio Verne, Herman Melville o Lovecraft. La veneración por el escritor también está presente en la música, el cine y la pintura.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes