Biografía de Dorothea Orem

El mundo de la medicina ha sido siempre un lugar de reconocimiento principalmente para hombres. Pero muchas veces olvidamos el importantísimo rol que cumplen las mujeres enfermeras, ya que son ellas las que conocen y cuidan de manera constante a los enfermos. El caso de Dorothea Orem es significativo ya que esta enfermera de origen estadounidense creó un método propio de actuación que tenía por objetivo reasegurar el proceso de sanación de la persona.

Un inicio humilde y del que poco se sabe

Dorothea Orem nació en el año 1914, en la ciudad de Baltimore, en Estados Unidos. Poco se sabe sobre sus orígenes, el único dato que nos llega de su infancia es que se educó en un colegio de monjas llamado Hijas de la Caridad de San Vicente. Allí terminó sus estudios en 1930 y enseguida conectó ese título con el estudio de la enfermería que prontamente le había llamado la atención, especialmente como método de brindar sosiego a quienes más sufrían.

En la década de 1950, más específicamente en 1956, recibió su título de enfermera en la escuela de enfermería de Providence, localizada en Washington D.C. Desde entonces dedicó su carrera profesional a asistir a enfermos y pacientes de todo tipo en diferentes áreas que le permitieron trabajar tanto con niños como adultos.

Trabajó en el Hospital Providence de Detroit, donde llegó a ocupar el cargo de directora de enfermería. En ese enorme y antiguo edificio Dorothea lentamente comenzó a ser reconocida tanto por su talento como por la mentalidad práctica que desarrolló para mejorar la sanación de sus pacientes.

El Método Orem: su gran aporte a la enfermería

Dorothea fue siempre una mujer dedicada a su profesión y a su tarea. Tanto que la práctica cotidiana de la enfermería la llevó a delimitar una teoría de esa profesión que hoy se conoce como el "Método Orem" o la "Teoría del déficit de autocuidado". En este corpus de ideas, Orem estableció la importancia de que el proceso de recuperación del paciente fuera llevado a cabo tanto por la enfermera como por el mismo paciente. En este sentido, el término autocuidado fue esencial ya que Dorothea creía firmemente en la importancia de contar con la contribución directa del paciente en su cuidado.

Esto era especialmente importante en etapas de rehabilitación e incluso de prevención de otras condiciones posiblemente asociadas a la enfermedad o complicación de salud principal. Orem entendía así que la enfermería debía convertirse en un sistema integral de trabajo que contara con el aporte del mismo paciente. Lo que había que destacar, para Dorothea, era el de responsabilidad.

Orem murió en el año 2007 en el estado de Georgia, en Estados Unidos. Pasó los últimos años de su vida dando charlas, exposiciones y participando en congresos sobre su aporte a la historia de la enfermería.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes