Biografía de Demóstenes

Demóstenes fue un destacado político griego, allá por el siglo IV A.C., que sobresalió por una de las cualidades más exigidas para el desarrollo exitoso de la política: la oratoria.

Fue el orador más notable de la antigua Grecia y quien sentó las bases de la retórica y la oratoria que dominaron los siglos posteriores a instancias de la política

En la actualidad es posible, y muchos políticos lo hacen, acceder a cursos que enseñan y explotan esta práctica, sin embargo, dicha situación era impensable en tiempos de Demóstenes, situación que por supuesto destaca su disposición natural para la elocuencia.

Nació en la ciudad de Atenas, durante el año 384, en el seno de una acomodada familia dedicada al comercio de armas.

Cuando tenía tan solo 7 años su padre murió y su cuantiosa fortuna fue legada en un fideicomiso que debieron administrar unos tíos que fueron designados como tutores.

La administración fraudulenta de su herencia lo dejó sin nada cuando alcanzó la mayoría de edad.

Decidido a hacer justicia y a recuperar algo de su fortuna emprendió una demanda judicial en la que él mismo fue el orador de brillantes y aclamados discursos en los que dio cuenta de la traición sufrida.

Vale destacarse que desde niño, Demóstenes, padeció una muy débil salud y hasta debió superar un grave problema para quien anhelaba convertirse en un orador y político de fuste y ampliamente valorado: la tartamudez

Incluso, antes de ser famoso y alabado por su locuacidad debió enfrentar las burlas y las críticas, tras un primer discurso que fue olvidable, a razón de su problema en el habla.

La capacidad verbal que demostró tras someterse a un arduo estudio lo erigió en un codiciado disertador y hasta le encontró una veta comercial a su don y logró hacerse de una destacada cartera de clientes para quienes escribía discursos que se presentaban en litigios privados.

Hacia mediados del siglo IV A.C. se lanzó al terreno político donde también cautivó con sus encendidas disertaciones sobre la relevancia de su ciudad natal, la defensa a ultranza de las ciudades-estados, y contra el avance de Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro Magno

En su plan de preservar la libertad y la democracia de Atenas instó a algunos partidarios a conformar una alianza entre Tebas y Atenas que resistiese al reino Macedónico, sin embargo, la revolución que lideró terminó siendo sofocada por el propio Alejandro Magno.

Decidido a morir con sus ideales ingirió veneno cuando supo que había un plan de los macedonios para eliminarlo

Falleció en el año 322, en la isla de Calauria.

En el plano personal, su vida íntima estuvo sujeta a algunas polémicas a razón de su presunta vinculación con hombres más jóvenes, a quienes maltrataba y abusaba, haciendo uso de su poder sobre ellos y su influencia social.

Si bien en aquellos tiempos las relaciones entre hombres eran frecuentes y estaban aceptadas, existía una condena absoluta a la violencia.

Buscador

Recientes