Biografía de David Cronenberg

Desafiante y genial como pocos, David Cronenberg ha logrado establecerse en el mundo del cine como un artista innovador y único. Su estilo, controversial y bordeando muchas veces los límites de lo moral o lo ético, nos ha llevado a reflexionar en numerosas creaciones sobre cuestiones inherentes a la humanidad y al ser humano. Su obra ha sido reconocida internacionalmente y se encuadra dentro del estilo de horror físico, categoría tan particular como él.

El temprano despertar de todas las pasiones

David Paul Cronenberg nació en una familia de clase media y de cierto bienestar económico en el año 1943 en Toronto, Canadá. Su madre era música y su padre escritor. Si bien desde chico mostró particular interés y talento por y para la escritura, la constante presencia de arte en su vida lo ayudó a definir posteriormente su inclinación hacia la creación cinematográfica. Estudió en escuelas de prestigio y en la Universidad de Toronto a partir de 1963, donde se inscribió en la carrera de Lengua y Literatura Inglesa.

Desde su formación universitaria comenzó a interiorizarse con el mundo del film y junto a compañeros realizó sus primeros trabajos que consistieron básicamente en cortos y primeras aproximaciones a lo que luego sería una carrera magnífica. Estas producciones evocaban dilemas controversiales del ser humano y del individuo, padeceres internos o subjetivos de la persona, el quiebre del orden social, etc.

Emociones intensas y un deseo de generar reflexión a partir de la incomodidad

Viendo en retrospectiva la enorme e increíble carrera de David Cronenberg como director y creador de cine, es claro que la misma se caracteriza por buscar generar incomodidad en los espectadores a partir de la reflexión sobre diversos temas de la realidad social, a veces a través de metáforas, otras veces de modo más literal. Sus películas han versado históricamente sobre cuestiones humanas, la enfermedad, la muerte, la violencia, las pasiones más oscuras. Entre sus primeros éxitos encontramos a la película Shivers, de 1975. Desde entonces, comenzaría a ser tenido en cuenta por la crítica de Hollywood pero aún así prefirió mantener su estilo único y escapó a las grandes producciones. Mantenerse independiente le dio la libertad para crear películas e historias que normalmente no serían aceptadas en los grandes estudios.

Entre las obras más reconocidas de este autor se encuentran The Dead Zone (1983), The Fly (1986), A History of Violence (2005), Eastern Promises (2007) y Cosmopolis (2012). En diferentes entrevistas ha reconocido la influencia que la literatura de William S. Burroughs y sus textos llenos de alucinaciones y personajes fantásticos creados por la mente bajo el efecto de sustancias han tenido sobre sus formas de crear imágenes fílmicas. En el año 2014 se animó a publicar su propia novela, Consumed, que cuenta la historia de una pareja de fotógrafos que recorren el mundo.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes