Biografía de Cuauhtémoc

Pasó a la historia por haber sido el último gobernante de México-Tenochtitlán, la capital del Imperio Azteca, y quien desde el puesto de Jefe de Armas depuso a las fuerzas españolas del conquistador Hernán Cortés, que planeaban asentarse en el territorio, y por supuesto arrasar con sus dominios y riquezas.

Las huestes de Hernán Cortés lo lograron más adelante porque antes tuvieron que vérselas con este valiente y noble guerrero indígena que les dio un importante revés a los conquistadores españoles en su primer intento de dominación

Gobernó entre 1521 y 1525, año en que fue asesinado, poniéndole punto final a una dinastía.

Era oriundo de Tenochtitlán donde nació en el año 1496.

Descendiente de reyes, fue hijo y nieto de estos

Los sacerdotes le atribuyeron este nombre que significaba águila que desciende.

Cortés le impuso una avanzada difícil con un ejército de casi mil españoles y más de ciento cincuenta mil aliados pertenecientes a comunidades enfrentadas con los aztecas.

La asociación que los españoles lograron con enemigos de los aztecas fue clave para derrotarlos

Los españoles no querían dilatar el dominio en la capital azteca la cual los dejó azorados por su enormidad y sus avances.

La antigua ciudad de Tlatelolco fue el escenario final de la lucha que terminó con el sometimiento indígena.

Fue capturado y llevado ante Cortés para que decidiera su suerte.

Si bien el conquistador español intentó seducirlo con el mantenimiento de un cargo y la inmunidad, si confesaba el lugar donde estaban las riquezas, él se negó a hacerlo e incluso confesó que cuando le anticiparon el final de su imperio él mismo ordenó tirar todo el oro a una laguna

Finalmente fue torturado para que confiese, algo que jamás hizo, y fue ahorcado en febrero de 1525; tenía nada más que 25 años.

La férrea defensa que desarrolló y el heroísmo con el cual lo hizo lo catapultaron a la fama como un héroe nacional mexicano y por ello cuenta con infinidad de reconocimientos en su país, entre estatuas y monumentos, como el que está erigido en la avenida de los Insurgentes y Paseo de la Reforma en el D.F.

Data de finales del siglo XIX (1887), fue obra del escultor mexicano Miguel Noreña, y fue impulsada por el gobierno de Porfirio Díaz, durante el cual se realzó la figura de este como héroe nacional.

El destino de sus restos ha sido uno de los temas más controvertidos y que sique abonando al misterio ya que han habido identificaciones que no resultaron corresponderle y esto dio paso a varias polémicas entre científicos.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes