Biografía de Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner es una dirigente política argentina, elegida varias veces legisladora nacional y dos veces presidenta de la Nación (2007-2011 / 2011-2015). Fue la primera mujer en ser elegida presidenta por voto popular directo, ya que en 1974, Estela Perón, llegó a la primera magistratura de la nación como consecuencia del fallecimiento de su esposo Juan Perón, el 1 de julio, siendo que ella ejercia como vicepresidente.

Es la máxima referente del Kirchnerismo, una vertiente del Partido Justicialista (PJ) que construyó junto a su fallecido esposo Néstor Kirchner cuando éste se convirtió en presidente de la nación en 2003

Cristina Fernández de Kirchner nació en la localidad bonaerense de La Plata, un 19 de febrero del año 1953.

Estudió la carrera de derecho en La Plata y en la universidad conoció a Néstor Kirchner, con quien se casó en 1975, y emprendieron un camino de militancia dentro del PJ.

El joven matrimonio fue un férreo opositor a la dictadura y frente a las amenazas y persecuciones decidieron marcharse al sur de país, a la provincia de Santa Cruz, de donde era oriundo Kirchner.

A su llegada a la Patagonia la pareja abrió un estudio de abogados y una vez que la dictadura terminó regresaron a la arena política.

Tuvieron dos hijos, Máximo, que siguió los pasos políticos de sus padres, tanto en la militancia como en su rol de legislador; y Florencia, la más pequeña, que no optó por la política sino por el cine.

Progresivamente se convirtieron en la pareja política más fuerte de Santa Cruz, mientras Kirchner accedió a la gobernación, ella fue elegida como diputada en 1989 y luego como senadora en 1995

Durante los primeros años de la presidencia de Carlos Menem apoyaron su gobierno.

En 2003 su esposo fue elegido presidente de la nación y ella se convirtió además en Primera Dama.

Se desempeñó como legisladora hasta 2007 en que dejó el Congreso por la Casa Rosada al ser ungida presidenta de la nación

En 2011 resultó reelegida para el cargo.

El 27 de octubre de 2010, su vida política y personal da un vuelco absoluto tras la repentina muerte de su esposo y compañero político, Néstor Kirchner, a causa de un ataque al corazón.

Entre los cuatro años de gestión de su esposo y los 8 de ella, el matrimonio Kirchner estuvo 12 años ininterrumpidos en el poder.

Quienes elogian sus gestiones destacan las conquistas sociales impulsadas: asignación universal por hijo, mejoras en las jubilaciones y pensiones, sanción de ley de matrimonio igualitario, mientras que sus detractores le achacan haber empobrecido al país con una inescrupulosa corrupción en la obra pública, y de haberlo dividido con consignas de odio y autoritarismo

Por otra parte, el magnífico crecimiento patrimonial de la pareja fue eje de diversas denuncias periodísticas y originó investigaciones judiciales que tienen a la ex presidenta y sus hijos en el foco de las mismas.

Asimismo, se le reprocha haber promovido una grieta social entre sus seguidores y sus opositores, haciendo uso de la persecución impositiva y mediática contra estos últimos.

Algunos medios de comunicación con los que mantuvo una fuerte disputa, como el multimedios Clarín, suele ser objeto de sus críticas y le adjudica la creación de campañas y denuncias de corrupción en su contra y de su entorno.

Uno de los sucesos más polémicos y que marcó un antes y después en su primer mandato fue la pelea con el campo por la suba de retenciones a las exportaciones

Los productores rurales respondieron a este impuesto con paros y cortes de ruta, hecho que enfureció al gobierno y terminó abriendo esa famosa grieta que devino en seguidores K y opositores K.

Con el recuerdo muy fresco de su marido, ganó con más de un cincuenta por ciento la reelección en 2011.

Las decisiones económicas que tomó inmediatamente después de asumir el segundo mandato: cepo cambiario, intervención del Instituto de estadísticas y un fuerte control de precios, le hizo perder ese gran caudal electoral

En 2013 ante los intentos de su entorno por modificar la constitución y habilitarla para un tercer mandato, el pueblo, salió en masa a las calles para protestar contra la propuesta de "Cristina eterna".

Presidiendo un gobierno muy desgastado y cuestionado por su creciente autoritarismo, Cristina Fernández de Kirchner, apoyó la candidatura de Daniel Scioli en 2015, quien perdió la elección presidencial frente a Mauricio Macri.

A pesar que ni bien salió del poder todos le auguraron su fin político, nada de eso sucedió y ocupó un rol de liderazgo en la oposición.

Asediada sí por la justicia que no cesa de procesarla por corrupción y asociación ilícita, se presentó en las elecciones legislativas de 2017 y obtuvo una banca como senadora por la provincia de Buenos Aires

Entre 2016 y 2019 se aceleraron diversas causas en las que la justicia federal la investiga por su aumento patrimonial estrepitoso, por lavado de activos, y por negociados con la obra pública, a través de testaferros y cobros de millonarios sobornos.

En octubre de 2019 se espera que se presente como candidata a la presidencia para disputar el cargo cara a cara con Macri, con quien mantiene un fuerte antagonismo ideológico desde que abandonó el poder.

El 9 de mayo de 2019 presentó su libro autobiográfico: Sinceramente, que se convirtió en un suceso de ventas

En dicho éxito editorial ha influido, de acuerdo a los análisis de los especialistas, su largo silencio, el misterio de su candidatura y su futuro político, y por supuesto las anécdotas familiares y aquellas vinculadas a su cargo público, que se relatan en el libro.

Buscador

Recientes