Biografía de Clarice Lispector

Enorme escritora brasileña de origen ucraniano, Clarice Lispector bien podría ser descrita como una mixtura de tradiciones y culturas que la hicieron resaltar a lo largo de toda su vida en un mundo donde normalmente el éxito sólo alcanzaba a escritores hombres. Con mucho carácter y un talento incuestionable, Lispector supo abrirse camino y convertir su propia obra en objeto de consumo casi adictivo para sus seguidores.

De Europa del Este a las cálidas tierras brasileñas

Si queremos analizar el por qué de lo especial en Clarice Lispector, una revisión sobre los primeros años de su vida pueda arrojarnos algún que otro dato interesante. Nacida en el año 1920 en una pequeña ciudad de Ucrania bajo el nombre de Chaya Pinkhasovna, Clarice formó parte de una familia humilde que decidió dejar la difícil realidad ucraniana en una época complicada para encontrar un mejor porvenir en la creciente potencia del sur de América. Desde los fríos invernales de Europa del Este hacia las agradables locaciones del gigante del sur, Clarice pasó los primeros años de su vida tratando de encontrar un lugar propio que le permitiera construir su identidad más sólidamente.

Cuando llegaron a Brasil en el año 1922, todos los Lispector cambiaron sus nombres y Chaya pasó a ser Clarice. Unos años más tarde moriría la madre de nuestra protagonista cuando ella todavía era pequeña. Su padre debió encargarse de su crianza y de la de sus otras dos hermanas. En Brasil se instalaron primero en Recife para luego, en 1935 mudarse a Río de Janeiro. Allí, lentamente las condiciones económicas empezaron a mejorar y Clarice pudo acceder a algo que en su Ucrania natal habría sido imposible: estudios superiores que le permitieron prepararse en la escritura periodística y leyes.

Su carrera profesional y el éxito internacional

A principios de la década de 1940 Clarice pudo empezar a publicar sus primeros textos que no fueron simples bocetos o borradores sino novelas extensas y complejas. Su primer novela fue "Cerca del corazón salvaje", que rápidamente ganó críticas positivas y se convirtió en una obra aclamada por el público. Al haberse casado con un diplomático en el año 1943, Clarice pudo viajar por todo Brasil e incluso por el mundo, conociendo Nápoles, Roma, Suiza y Estados Unidos. En todos los casos su marido se convirtió en un agregado importante en tratativas con los países Aliados para negociar la participación de Brasil en la Segunda Guerra Mundial.

Clarice siguió mientras tanto perfeccionando su estilo y profundizando su talento. El acomodado estilo de vida le permitió dedicarse de lleno a la escritura y lentamente sus publicaciones comenzaron a convertirse en un elemento esperado por todos, tanto el público como la crítica y los editores. Con su marido tuvieron dos hijos que vivieron gran parte de su vida en Brasil, al volverse sus padres al país de origen en la década de 1950. Clarice moriría en el año 1977 de cáncer ovárico pero su trabajo y su obra se convertirían en una pieza fundamental de la tradición brasileña y también de la tradición feminista.

Buscador

Recientes