Biografía de Cicerón

Fue una de las personalidades políticas e intelectuales salientes de la cultura romana antigua. Ejerció una notable influencia en Roma, en diversos campos, durante el siglo I A.C.: defendió el sistema de gobierno republicano frente a las tiranía de Julio César y de su sucesor Marco Antonio, promovió las escuelas filosóficas griegas, fue el símbolo de la oratoria, dominó la retórica como nadie en su tiempo, compiló la historia romana, y fue un referente de la aplicación del derecho romano.

Sin embargo, y más allá de todos los campos que dominó con gran talento, fue la política su gran pasión, y a la que por supuesto trasladó toda su sapiencia y brillantez.

Alentó y defendió el sistema republicano de gobierno como el único capaz de proveerle al pueblo desarrollo, estabilidad, y bienestar prolongado, por el contrario, denostó hasta su muerte la dictadura y cuestionó a los dictadores, quienes finalmente le ganaron "la batalla" asesinándolo

En el plano estrictamente político ocupó una banca en el senado romano y fue cónsul, la máxima magistratura romana en tiempos de la República, y a quien le competía dirigir el estado y el ejército en las misiones militares.

Anteriormente se desempeñó como cuestor, edil y pretor.

Nació en una pequeña ciudad de Lacio, llamada Arpino, en el año 106 A.C., y fue asesinado en el año 43 A.C., por decapitación y por orden del triunvirato conformado por Marco Antonio, Octaviano (futuro Augusto, sobrino de Julio César) y Lépido, que de este modo vengaron el asesinato de César de quien se presume fue su autor intelectual

La crueldad caracterizó su final ya que sus manos y cabeza fueron exhibidas por sus verdugos, paradójicamente, en el lugar que más lo vio brillar: el escenario de la tribuna de los Rostra en el Foro Romano.

El enfrentamiento entre estos y Cicerón fue absolutamente político porque mantenían una mirada totalmente opuesta en este aspecto, mientras los primeros, herederos de la visión de Julio César pugnaban por un gobierno autoritario donde el pueblo no tenía representación, el segundo sostenía y defendía la república gobernada por el senado como organismo de representación del pueblo.

Sus aportes culturales e intelectuales fueron impresionantes en cantidad y calidad como las obras retóricas que llevaron su sello y la traducción al latín de la filosofía helena, entre otros

En el plano personal estuvo casado en dos oportunidades, su primer matrimonio duro varias décadas y se divorció por la desastrosa administración que su mujer realizó de las finanzas familiares.

Luego volvió a casarse con una mujer más joven pero la unión duró poco tiempo, e incursionó nuevamente en la separación.

Y la desventura familiar culminó con la tragedia de las muertes de su hija y su nieto lo que lo sumió en una profunda depresión.

Buscador

Recientes