Biografía de Christiaan Barnard

En el siglo XXl un trasplante de corazón es una intervención quirúrgica muy corriente y que tiene los mismos riesgos que otras muchas intervenciones. Cuando se produjo el primer trasplante en 1967 la noticia dio la vuelta al mundo y fue contada como uno de los grandes hitos de la historia de la medicina. El protagonista de la noticia fue el doctor Christiaan Barnard (1922-2001).

La muerte prematura de uno de sus hermanos marcó su destino profesional

Este sudafricano nació en una pequeña ciudad semidesértica, Beaufort West. Siendo todavía un niño decidió hacerse cardiólogo cuando uno de sus hermanos falleció a los cinco años por un problema cardíaco.

Estudió medicina en Ciudad del Cabo, pero no destacó de manera especial en su etapa universitaria. Al final de la década de 1950 se trasladó a Minessota para conocer las técnicas de un eminente cardiólogo, el doctor Owen H. Wangesteen.

De regreso a su país, se dedicó con ahínco al estudio de la cirugía del corazón. Antes de su primer trasplante experimentó con distintas especies de animales, especialmente perros. En aquellos años otros cirujanos anunciaron que ya era técnicamente posible el trasplante en seres humanos, pero el doctor Barnard fue el primero en llevar a término esta intervención.

Aquella operación se realizó un 3 de diciembre de 1967, tuvo una duración de 9 horas y contó con la colaboración de 20 cirujanos. El hombre que recibió otro corazón humano había sido un buen deportista durante su juventud, pero una insuficiencia cardíaca y una aguda diabetes anunciaban una muerte segura en poco tiempo.

La operación fue un éxito aunque el receptor solo sobrevivió 18 días. En el siguiente trasplante realizado por el doctor Barnard la vida del receptor se prolongó durante un año y medio (a lo largo de su carrera profesional realizó más de 140 trasplantes). Curiosamente no le concedieron el Premio Nobel de medicina (según declaraciones del propio Barnard este honor le fue negado porque era un blanco sudafricano).

El hombre que consiguió el "milagro"

Los medios de comunicación enfocaron la noticia como algo milagroso y se llegó a decir que la humanidad había dado el primer paso hacia la inmortalidad. Como es lógico, el doctor Barnard se convirtió en una celebridad.

Cuando terminó su carrera como cirujano se dedicó a la investigación en el área del envejecimiento de los organismos y participó en varios proyectos relacionados con nuevas técnicas de cirugía cardíaca.

En 1993 publicó su autobiografía con un título sugerente, "La segunda vida". En la prensa rosa se convirtió en toda una celebridad con fama de playboy (se casó tres veces y mantuvo romances con mujeres famosas del mundo del espectáculo).

En su etapa como jubilado pasaba el día en su granja cerca de Ciudad del Cabo. Cuando el doctor Barnard se encontraba de vacaciones con su mujer en un balneario al sur de Chipre sufrió un ataque de corazón y murió de manera fulminante.

Buscador

Recientes