Biografía de Charles Darwin

Charles Darwin fue un científico inglés que marcó un hito en la historia de la humanidad y la ciencia al formular la teoría de la evolución que explicó cómo es el proceso evolutivo de las especies y la batalla que cada ser vivo libró por sobrevivir en un mundo plagado de obstáculos.

Su obra cumbre, "El origen de las especies", publicada en el año 1859, expuso la teoría de la selección natural como el motor de la evolución de los seres vivos y causó una auténtica revolución en la comunidad científica y en la opinión pública en general, ávida porque se determine finalmente cómo el hombre y el resto de los seres vivientes evolucionaron y se continuaron desarrollando a través de miles de años.

Su nacimiento se produjo en el condado de Shrewsbury, Reino Unido, un 12 de febrero del año 1809, en el seno de una familia numerosa y económicamente acomodada, donde él fue el quinto de seis hijos de una pareja conformada por un médico y una ama de casa.

A los ocho años de edad sufrió la desgracia familiar de la temprana muerte de su madre, e ingresó a la escuela anglicana de Shrewsbury, donde demostró su especial interés por la biología.

Con 16 años se matriculó en la carrera de medicina de la Universidad de Edimburgo.

Sin embargo, curar y tratar las dolencias de los seres humanos no era su vocación y progresivamente dejó los estudios en esta materia para volcarse de lleno al estudio de los animales y plantas, algo que lo apasionaba ciertamente y por lo que emprendió inolvidables y largos viajes por el mundo

Uno de los temas que estudió con gran afán fue la anatomía y el ciclo de vida de los invertebrados marinos.

Por otra parte, desarrolló una clasificación de vegetales inédita.

En Cambridge estudió Ciencias Naturales y empezó a codearse con muchos naturalistas, entre esos contactos consiguió cumplir uno de sus sueños: viajar a bordo del Beagle hacia Sudamérica.

Si bien el viaje tuvo como finalidad el estudio de la topografía del sur del continente americano, además de la cartografía, Darwin, se dedicó a recolectar y estudiar un sinfín de especies.

La travesía sudamericana en el Beagle se extendió desde el 27 de diciembre de 1831 al 2 de octubre de 1836 y entre las varias novedades que cosechó Darwin se cuenta la tesis sobre la evolución

Este contacto tan directo con la naturaleza le permitió estudiar los cambios en las especies y fue el germen de la selección natural.

Ese largo viaje a bordo de una de las embarcaciones de la Marina Británica pasaría a la posteridad a razón de haber sido una fuente inagotable de conocimientos para Darwin.

Su teoría denominada de la selección natural sostuvo que las especies de plantas y animales descendían de otras pasadas, y que la transformación se produjo frente a la natural necesidad de adaptación de las especies a las condiciones ambientales adversas, para no extinguirse

Para superar esa prueba se adaptaron de manera muy lenta y durante mucho tiempo.

Algunas lo lograron con éxito mientras que las que no pudieron hacerlo desaparecieron.

Para él, el proceso de evolución fue progresivo, gradual, y lineal.

Esta misma idea la trasladó al campo humano y así propuso que el ser humano tuvo un antecedente símil al mono, hecho que posteriormente fue demostrado con el trabajo de la antropología y la recuperación de infinidad de restos fósiles de homínidos.

No podemos soslayar que su aporte también produjo un notable impacto en el plano religioso porque enfrentó directamente a la teoría del creacionismo sostenida por la religión: un Dios supremo y omnipresente que es el creador de todo cuanto habita en el planeta

Aquí es donde más resistencia encontró la teoría de Darwin, porque directamente se oponía a la creencia de Dios como único creador del mundo entero.

No podemos obviar además el contexto en el cual llegó su teoría, absolutamente dominado por el conservadurismo religioso en este tipo de temas.

Con el paso de las décadas, Darwin, logró el reconocimiento de su teoría, en la ciencia y en la comunidad, y por eso está considerado, sin excepciones, como el padre de la biología moderna que además animó a un sinfín de colegas a continuar y profundizar más hallazgos

Durante la primera parte del siglo XX llegaron los aportes de Gregor Mendel sobre la influencia de la herencia genética que avaló el traslado de características físicas, morfológicas y bioquímicas de ascendientes a sus descendientes.

Y por otro lado las mutaciones genéticas que explicaron las diversidades en esta materia y los cambios evolutivos.

Falleció en Londres, el 19 de abril del año 1882, a los 73 años.

Su patria lo honró con un funeral de estado y se lo sepultó en la Abadía de Westminster, lugar emblemático donde se enterraron y coronaron a muchos monarcas ingleses.

Buscador

Recientes