Biografía de Catalina la Grande

La tradición rusa de grandes y memorables emperadores encontró en Catalina la Grande una razón para seguir siendo sostenida. Esta enorme mujer, de fuerte carácter y actitud, gobernó Rusia en una de las etapas más críticas e importantes en lo que hace a su consolidación como potencia mundial. A lo largo de su reinado, Rusia supo convertirse en un territorio organizado y fuerte que comenzaría a hacerle frente a los países de Europa Occidental.

La infancia en Polonia y su ingreso al mundo real

Como ha ocurrido con muchas de las grandes emperatrices, reinas y princesas de las monarquías europeas de toda la historia, Catalina (en ruso, Yekaterina Velikaya) formó parte desde su nacimiento de una compleja red de familias que estaban cerca del poder y que eran partícipes directas de las intrigas, matrimonios arreglados y negociaciones por el poder. Su nacimiento se dio en el año 1729 en una región que actualmente pertenece a Polonia pero que para aquel entonces estaba bajo el dominio del Imperio Ruso. Su nombre original fue Sofía, pero luego al crecer, su identidad fue variando y el nombre Catalina le permitió definir su firmeza y carácter.

Arreglada para casarse con el futuro zar de Rusia, Pedro III, Catalina dejó su lugar de origen y en poco tiempo asimiló a su vida las tradiciones del pueblo ruso que distaban en gran modo de los que había conocido en su infancia, especialmente en lo que hace a su religión. Ya en la corte real, Catalina se casó con Pedro III en el año 1745. En los primeros tiempos la pareja mantuvo una relación correcta pero la mala administración de su esposo, el enfrentamiento con la iglesia, sumado al destrato público que le profería hicieron que la unión terminase en “guerra por el poder”. El Zar mantenía una relación de larga data con una amante con quien realmente quería estar y terminó por ordenarle a Catalina que se retirase del Palacio.

Por su parte, Catalina mantuvo muchas relaciones amorosas durante su vida, y de este modo tuvo un hijo, fruto de una infidelidad con Serguéi Saltykov, Pablo I de Rusia, quien se convertitía en el único heredero. También, habría tenido otros dos hijos sobre quienes no existen demasiadas referencais, Anna Petrovna y Alekséi Bóbrinski.

Casi veinte años después del casamiento, en 1762, Pedro sería depuesto del poder en un ataque del cual se cree responsable a la misma Catalina. Así pudo acceder al trono hasta el día de su muerte.

Medidas de gobierno y un espíritu reformador

En continuidad con el espíritu reformista del enorme Pedro el Grande, Catalina la Grande (llamada oficialmente Catalina II) se convirtió en una zarina que le prestó especial atención a la transformación y modernización del imperio ruso. Con el título de Emperatriz y Autócrata de Todas las Rusias, esta poderosa mujer supo brindarle a su gobierno un acercamiento a las artes, letras y escritos de los más grandes pensadores europeos de la época, especialmente aquellos que serían tomados como base para la Revolución Francesa y de los que era amiga cercana.

Totalmente abocada a transformar la estructura administrativa y productiva rusa, Catalina, se empapa del Iluminismo que mandaba en la época y se gana el respeto de sus colegas europeos que al principio la miraron con recelo. La cultura y la difusión de la intelectualidad fueron sus grandes políticas además de brindarle prosperidad económica a Rusia.

Renovó la actividad agrícola modernizando las técnicas y maquinaria utilizada. Esto fue especialmente importante si consideramos que en Rusia no había alcanzado un proceso industrializador para aquella época y que la enorme mayoría de la población era campesina. Además de buscar expandir los territorios, intentó ordenar la estructura misma de la sociedad, aunque esto no necesariamente significó beneficios para los más humildes sino más bien todo lo contrario.

Sus logros y avances, obra de su propia fuerza y claridad como gobernante, fueron definitivamente importantes para la historia moderna de Rusia y es por eso que se la considera una de las principales responsables de la consolidación rusa como potencia.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes