Biografía de Camilo Cienfuegos

A la sombra de inmensas figuras históricas como Fidel Castro o el Che Guevara aparecen otros personajes que contribuyeron de igual modo en la lucha por la liberación del pueblo cubano. Entre ellas debemos mencionar a Camilo Cienfuegos, un hombre de origen social muy humilde que se sumó desde temprano a diferentes actividades políticas y que se convertiría en uno de los líderes más importantes e influyentes del grupo revolucionario conocido como Movimiento 26 de julio.

Una familia trabajadora y la temprana consciencia política

El nacimiento de Camilo Cienfuegos Gorriarán se dio en el año 1932, en un distrito humilde y obrero de la ciudad de La Habana, en Cuba. Allí, desde muy pequeño asistió a una dura realidad observando a sus padres y familiares que dedicaban su vida al trabajo en las peores condiciones para satisfacer las mínimas necesidades. Su educación se vio interrumpida en diferentes momentos debido a los constantes traslados de su familia en búsqueda de mejores opciones. Su adolescencia transcurrió de manera tranquila y no hay demasiados registros sobre ella salvo que lentamente Camilo comenzó a interesarse por reclamar desde pequeñas agrupaciones estudiantiles por aquellas cosas que consideraba injustas.

A sus jóvenes veinte años vivió uno de los eventos que marcarían para siempre su vida y la de todos los cubanos: el militar Fulgencio Batista dio un golpe de Estado y se hizo cargo del poder a través de métodos dictatoriales. Desde entonces Camilo se vería directamente inmerso en actividades políticas tales como reclamos, movilizaciones, organización de resistencia armada, etc. En 1953 viaja a Estados Unidos escapando de la dictadura, pero sus posturas políticas lo empezaron a hacer sospechoso y el departamento de inmigración de ese país decidió finalmente expulsarlo hacia México. Allí pasaría tres años tratando de consolidar su consciencia política y realizando trabajos menores. En 1956 se sumaría a la histórica expedición a bordo del yate Granma que se consideraría el comienzo del accionar revolucionario cubano.

Cambiar la vida propia para cambiar la de los demás

Tal como ocurrió con los demás participantes del Movimiento 26 de julio, responsables de la más importante revolución de América Latina, Camilo Cienfuegos supo desde temprano que en el momento en el que se sumara al grupo revolucionario cambiaría para siempre su vida y, por consiguiente, la del pueblo cubano. Gracias a su capacidad militar, su valentía y su liderazgo sensato y corajudo, lentamente pudo ascender varios rangos dentro del ejército revolucionario y en poco tiempo se convirtió en Capitán del Ejército Rebelde, un cargo que le daría muchos honores.

Particularmente cercano al Che Guevara, Camilo Cienfuegos fue central en la consolidación de numerosas victorias a través de la lucha armada. Una vez victoriosa la revolución, en el año 1959, Camilo se convirtió en uno de los líderes más importantes y cercanos al poder de Fidel Castro. Ese mismo año, en octubre, Camilo fue encomendado por el mismo Fidel Castro para detener a un líder cubano que se mostraba en desacuerdo con el rumbo de los hechos. En la vuelta de Camagüey hacia La Habana, el avión en el que viajaba Camilo y la tripulación sufrió un accidente. Se considera como fecha de su muerte el día 28 de octubre de 1959 pero las causas de tal deceso no han sido nunca del todo aclaradas y sospechas sobre un posible asesinato o ataque han quedado siempre pendientes.

Buscador

Recientes