Biografía de Britney Spears

Britney Spears apareció en el mundo del espectáculo en los albores del siglo XXI, cuando se dejaban atrás algunas modas y aparecían las nuevas. Cuando el pop y los canales de música reinaban y cuando aún las estrellas femeninas debían mostrar un lado aniñado pero sensual. Britney fue apodada "la princesa del pop" y desde sus primeros hits hasta sus momentos más oscuros, siempre fue el mayor centro de atención de la prensa amarilla estadounidense.

De extracción humilde y bautista a ícono de la música mundial

Britney Jean Spears nació el 2 de diciembre de 1981 en la localidad de McComb, en el estado sureño de Mississippi. Sin embargo, su hogar siempre fue Kentwood, en Louisiana donde vivió gran parte de su infancia. De origen humilde, Britney formó parte de una familia en la que la religión era un elemento importante y así construyó su identidad. Desde pequeña participó en las actividades de la iglesia bautista de la zona.

Sus habilidades para el canto y la danza le comenzaron a generar interés por mantener una carrera en relación a eso y así fue que desde sus nueve años de edad se adentró en el mundo del espectáculo, la televisión y la música.

Recién nueve años más tarde, en 1999 editó y publicó con la discográfica Jive Records su primer álbum musical solista, el famoso Baby One More Time, cuya canción principal se convirtió en un hit internacional, permitiéndole darse a conocer en todo el planeta y ganando fama mundial. Un mes después de haber sido publicado, el disco ya aparecía en el número uno de la lista Billboard y esto, que emocionaría y cambiaría para siempre la vida de Britney Spears, también le abriría un camino de éxito, de reconocimiento pero de adicciones y excesos.

El inicio de la transformación y los obstáculos hacia la felicidad

Tan sólo tres años después de editar su primer disco, Britney Spears apareció en el ránking Forbes de millonarios. En él se la señalaba como una de las personas más poderosas e influyentes del planeta. Claramente, esta presión sobre sus hombros, la constante necesidad de rendir y de continuar publicando nuevas canciones, hits, discos e interminables tours llevó lentamente a Britney por el camino de las adicciones y de los excesos en general.

En 2004 se casó con Jason Alexander pero el matrimonio duró unas pocas horas. En ese mismo año volvió a contraer nupcias con el bailarín Kevin Federline y al año siguiente nacería el primero de sus dos hijos.

En los años a seguir desde entonces, Britney vio un progresivo parate en su carrera profesional que fue causado por su maternidad, así como también por el hecho de ya no ser la única estrella del pop y finalmente por el hecho de que sus adicciones (especialmente al alcohol) la expusieron en numerosas ocasiones a escenas que fueron criticadas en la prensa sensacionalista.

Entró y salió de centros de rehabilitación y debió pelear una dura batalla con el padre de sus hijos que, divorciado ya de ella, la presentaba como alguien irresponsable e incapaz de cuidarlos.

En los primeros años de la década de 2010 Britney demostró interés por retomar su carrera y poder revivir aquella flama de lo que fue su éxito mundial. Aunque no ha logrado nunca volver a los números de sus primeros años, Britney Spears es valorada en la actualidad como una mujer luchadora que ha construido su propia carrera y que se ha hecho cargo de su vida en el mejor modo posible.

Buscador

Recientes