Biografía de Baruch Spinoza

Nació: noviembre 24, 1632
Lugar donde nació: Ámsterdam, Holanda
Ámbito personal: Muere por tuberculosis con apenas 44 años. Sus allegados publicaron un libro tomando escritos personales de Spinoza que, de otra manera, se perderían.

Baruch Spinoza fue un intelectual holandés y referente del racionalismo. Si bien su pensamiento está considerado hoy como el más claro y fiel representante de dicha corriente filosófica surgida en Europa en el siglo XVII, a instancias de su colega René Descartes, en vida no recibió el reconocimiento merecido, sucediendo recién dos siglos después de su muerte.

Nació en la ciudad de Ámsterdam, un 24 de noviembre del año 1632, en el seno de una familia de judíos sefardíes, tal como se llamó a aquellos que vivieron en las comunidades españolas de Castilla y Aragón hasta que los Reyes Católicos los echaron por decreto, hacia finales del siglo XV, en pleno apogeo de su poder.

Sus ascendientes se asentaron en Portugal sin problemas durante algún tiempo, sin embargo, volvieron a salir de dicho país cuando la inquisición castigó duramente a su comunidad religiosa.

Fue entonces el turno de Holanda, a donde llegaron sus abuelos huyendo de la persecución religiosa; dicha nación era valorada por la tolerancia y respeto en dicha materia.

Su padre fue un valorado comerciante y un judío sefardí ortodoxo.

A pesar que le inculcaron de niño todos los dogmas y creencias judías, fue crítico en algunos aspectos y no se esmeró en ocultarlos.

Estudio matemáticas y filosofía bajo una fuerte influencia de las enseñanzas de René Descartes

Cuando su padre falleció en el año 1654 se sintió con la absoluta libertad de poder manifestar su desacuerdo con varios de los postulados de la comunidad judía.

Ese disentimiento no fue gratuito ni inofensivo para su vida ya que de inmediato se le impuso la excomunión y debió retirarse de la ciudad.

La ruptura religiosa con su creencia judía lo acercó a los menonitas, una rama del cristianismo que sostiene la fe en la Trinidad y rechaza el bautismo iniciático, además de expresar una postura mas tolerante en materia de disidencia religiosa

Como debía ganarse la vida y mantenerse, emprendió el trabajo de pulido de lentes de herramientas ópticas.

Contó en esos momentos difíciles con la protección de: el físico holandés Christiaan Huygeny (creador del reloj a péndulo y perfeccionador del telescopio) y del político Johan de Witt, quien por aquel tiempo fue una autoridad muy respetada de las Provincias Unidas.

Para él, como para el resto de los racionalistas, el conocimiento se adquiere únicamente a través de la razón y desechó un rol clave por parte de los sentidos y la experiencia en dicho proceso

El racionalismo levantó en este tema la misma bandera que oportunamente y muchos siglos atrás alzaron colegas como Parménides y Platón, precursores sin dudas del Racionalismo.

En consonancia con el ideario que sostuvieron los mencionados filósofos de la antigüedad clásica, creyó que los sentidos no son fiables y que no pueden engañar.

En 1670 publicó Tractatus theologico-politicus, un férreo cuestionamiento a la religión desde su visión racional que por supuesto renovó las duras criticas en su contra.

Desde ese mismo año se asentó en La Haya, donde falleció a la temprana edad de 44 años, un 21 de febrero del año 1677, a causa de la tuberculosis que lo aquejaba desde hacía mucho tiempo.

Buscador

Recientes