Historia de Baco

Este nombre es uno de los más familiares y venerados a instancias de la mitología romana, que fueron el conjunto de leyendas y de mitos de dioses y héroes que rodearon, inspiraron y guiaron a la civilización romana en su época de mayor esplendor, y que dominó al mundo occidental entre los siglos I y V. En el griego, se presenta como Dioniso.

Deidad del vino y de la danza, fue para la cultura romana el dios que encarnó el delirio, el éxtasis, y las acciones desenfrenadas, y como consecuencia de ello estuvo rodeado de polémicas y controversias, y también asociado a diversas expresiones artísticas

Su origen fue el resultado de la unión del dios Júpiter con la humana Sémele, hija de un monarca griego.

Su objetivo primordial fue liberar de las presiones y las preocupaciones a las personas y para ello recurrió a las fiestas en las que no podían faltar el alcohol y la música

Su influencia y relevancia fue tal que hasta contó con celebraciones en su homenaje, las bacanales, en las cuales la bebida era el centro del festejo.

En sus inicios solamente podían participar las mujeres, progresivamente, se le fue abriendo el paso a los hombres también.

Debemos destacar que está inspirado en el dios griego Dionisio, que representaba exactamente lo mismo pero dentro de la mitología griega, que sin lugar a duda fue una gran fuente de adopción de leyendas e historias para su par romana.

Fue y es representado extendidamente con una copa de vino y un racimo de uvas, materias primas por excelencia para elaborar dicha bebida alcohólica que ostenta una popularidad y un consumo impresionante desde tiempos inmemoriales

El vino fue producido por primera vez en la etapa Neolítica, en territorios que hoy pertenecen a Irak e Irán.

Gracias a los restos arqueológicos hallados posteriormente, una vasija con restos de la bebida, se pudo identificar que este hecho ocurrió aproximadamente hace más de cinco mil años

Inmediatamente, el consumo y la elaboración del vino se trasladó a Occidente, más precisamente a Grecia, en el siglo VIII A.C.

Si bien hoy es una bebida de consumo popular, en el pasado supo ser especialmente bebida y apreciada por la clase acomodada, siendo el "invitado" preferencial en las celebraciones y eventos de importancia, inclusive, ha presenciado y ayudado a suscribir acuerdos, contratos y otros sucesos de relevancia histórico política

En la religión también se le ha atribuido un rol clave, cuando en la última cena, Jesús, les ofreció a sus discípulos beber vino e hizo una asociación entre él y su propia sangre, aportándole a partir de ese entonces una connotación divina.

Luego de este suceso tan relevante para la religión Cristiana se erigió en un símbolo de esta creencia y de una de sus celebraciones más importantes: la misa.

Buscador

Recientes