Biografía de Ava Gardner

Las décadas de 1940 y 1950 son consideradas la edad de oro de Hollywood. En aquellos años destacaron algunos mitos eróticos femeninos: Lana Turner, Lauren Bacall, Rita Hayworth, Vivien Leigh o Ava Gardner. Cada una de ellas representó un ideal de belleza.

Una chica de pueblo que llegó a Hollywood por casualidad

Ava Gardner nació en 1922 en la pequeña localidad de Brogden en Carolina del Norte. Se crió con sus padres en una humilde granja en la que se cultivaba tabaco. Pasaba el día jugando al aire libre junto a sus hermanos mayores. Con 17 años su proyecto personal consistía en acabar sus estudios de secretariado y ponerse a trabajar como mecanógrafa.

En 1941 fue a Nueva York para visitar a una de sus hermanas que estaba casada con un fotógrafo. Su cuñado le hizo varias fotos y las colocó en el escaparate de su estudio. Un cazatalentos de la Metro Goldwyn Mayer se cruzó con el hermoso rostro de Ava y allí comenzó su carrera en Hollywood.

En su primera sesión fotográfica los de la Metro vieron en ella a una futura estrella. Sin embargo, tuvieron que corregir su fuerte acento pueblerino antes de lanzarla al estrellato. Por su escultural y exuberante belleza pronto se convertiría en una de las "Goldwyn girls",

El animal más bello del mundo

Su primer gran éxito lo obtuvo en la película " Forajidos " en 1946. Luego vinieron otros films como "Venus era mujer" o "Pandora y el holandés errante". En ellos aparecía Ava como una mujer enigmática cuya belleza no dejaba indiferente al espectador.

No es extraño que la Metro la promocionase como "el animal más bello del mundo". Sin embargo, fue algo más que un bello rostro y en 1953 consiguió un Óscar a la mejor actriz por su papel en "Mogambo".

Maridos, amantes y juergas

El magnetismo de Ava no pasó desapercibido en Hollywood. En 1942 contrajo matrimonio con otro mito del Séptimo Arte, Mickey Rooney.

En 1943 ya estaban divorciados y dos años después conoció a su segundo marido, un clarinetista de Jazz llamado Artie Shaw. Fue en aquella época cuando la actriz empezó a aficionarse al alcohol. Tras su segundo divorcio en 1946 apareció en su vida el multimillonario Howard Hughs, pero la relación entre ambos estuvo marcada por las peleas.

En 1951 su boda con Frank Sinatra dio la vuelta al mundo. En los seis años que duró el matrimonio la prensa encontró un filón. Se hicieron célebres las juergas y borracheras de Ava en los locales nocturnos de Madrid. De vez en cuando la actriz tenía aventuras amorosas con algún torero o actor famoso y cuando Frank Sinatra se enteraba de las historias de su esposa se presentaba en Madrid con un ataque de celos.

Ava vivió 14 años en España y, según dijo en sus memorias, le gustaba el país porque los españoles eran como ella: juerguistas y pueblerinos. Sin embargo, la presencia de la diva en España simbolizaba todo lo que el franquismo despreciaba, especialmente la libertad de la mujer.

En 1961 se instaló durante un tiempo en un chalet en la zona de Puerta de Hierro en Madrid. Allí coincidió con un vecino ilustre, Juan Domingo Perón. En más de una ocasión Perón llamó a la policía española para quejarse del ambiente ruidoso y juerguista de su vecina.

Sus apariciones en la gran pantalla se fueron reduciendo con el paso de los años

Tras su etapa española continuó huyendo de Hollywood y se instaló en el barrio londinense de Kensington.

A los 65 años sufrió una apoplejía que la dejó medio paralizada, pero todos los gastos médicos fueron pagados por su gran amor, Frank Sinatra.

Dos años después una neumonía acabó con su vida.

Arte Fotolia: Trazos sobre Papel

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes