Biografía de Atahualpa Yupanqui

A lo largo de sus 84 años en esta vida, Atahualpa Yupanqui supo construir una obra tan pero tan inmensa que ha sido reconocido mundialmente por su aporte al arte musical, pero especialmente como ser humano. Conectado con la tierra que lo vio nacer y que le dio identidad, este inolvidable cantor y autor contribuyó directamente a la conformación de la tradición folklórica en Argentina.

Su legado ha sido retomado por cientos de otros artistas que han reversionado sus obras y que se inspiran en sus creaciones para seguir haciendo arte.

El interior del país como ancestro de su historia personal

El folklore argentino es un género musical ligado principalmente al interior del país, es decir, a aquellas zonas rurales alejadas de las grandes ciudades, donde la vida gana otro ritmo, se vuelve más reflexiva, y donde la naturaleza se convierte en el escenario permanente. Allí nació un 31 de enero, en el año 1908, quien hoy conocemos como Atahualpa Yupanqui. Su nombre original fue Héctor Roberto Chavero Aramburu. En entrevistas, el artista contaría que su seudónimo era una manera de decir en idiomas aborígenes "alguien que viene de tierras lejanas a contar algo".

Los comienzos de su vida lo encontraron en las tierras que eran propiedad de su familia, en Campo de la Cruz, en la región norte de la provincia de Buenos Aires. Esta propiedad había pertenecido a sus abuelos, que eran de origen vascos. Su padre, originario de Santiago del Estero terminó de sumar a una mezcla de sangre y tradiciones que unirían al artista al terruño pero también a Europa. Desde pequeño se interesó por los instrumentos y por componer letras que dieran cuenta del paisaje típico del interior, sin embargo debió dedicarse a diversos oficios debido a la muerte de su padre y a la necesidad de mantener a la familia. Ya antes de sus veinte años había compuesto varias canciones.

El éxito que trajo reconocimiento y persecución

Atahualpa supo recorrer, desde el momento que comenzó su carrera, gran parte del interior del país. Incluso llego a viajar a Europa y a cantar junto a grandes artistas internacionales que reconocerían en él la belleza de sus canciones, la etnicidad de sus melodías y la dedicación de su estilo. Desde Entre Ríos, sus filiaciones políticas lo llevaron a un exilio obligado que duró breve tiempo. Más tarde, decidió afiliarse al Partido Comunista (como fue el caso de Mercedes Sosa) debido a observar la desigualdad de la sociedad, especialmente teniendo como referencia la dura vida de los campesinos y labriegos del interior de la Argentina.

Ser comunista le comportó numerosos problemas con diferentes gobiernos que no sólo censuraron su obra sino que lo persiguieron y que lo llevaron a dejar el país por largos años. Esto fue especialmente marcado durante los gobiernos peronistas y durante la última dictadura militar. Al volver la democracia en 1983, Yupanqui pudo retornar a la Argentina para continuar aquí la vida con su segunda esposa. Murió en 1992, dejando un enorme legado de obras que son un homenaje al folklore nacional y que son recreadas por artistas en todo el mundo.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes