Historia de Asclepio

Según la mayoría de relatos mitológicos griegos, el dios Apolo mantuvo muchas relaciones sentimentales. En la orilla de la laguna Beobea tuvo un encuentro amoroso con la princesa Coronis y tras el momento de pasión Apolo se dio a la fuga sin sospechar que ella se había quedado embarazada.

La princesa también desconocía su embarazo y, al sentirse abandonada por Apolo, coqueteó con un joven de Tesalia. Cuando Apolo se enteró del comportamiento de la princesa, no pudo reprimir sus celos y acabó con su vida. De su vientre extrajo a una criatura a la que llamó Asclepio. Como era hijo de un dios y de una mujer mortal, Asclepio forma parte de la categoría mitológica de semidiós.

Su educación con el centauro Quirón y el enojo de Zeus

Asclepio fue enviado a Quirón, un centauro de gran inteligencia y sabiduría que vivía escondido en una cueva en el monte Pelión. Durante la infancia de Asclepio el centauro le enseñó varias disciplinas, especialmente el arte de la medicina.

La diosa Atenea quiso colaborar en la formación de Asclepio y le hizo un regalo muy especial: dos recipientes con sangre de Gorgona (una sangre servía para resucitar a los muertos y la otra para envenenar a los vivos)

Cuando Asclepio se convirtió en médico su fama se extendió rápidamente entre los griegos. Según algunos relatos, su mujer Epíone y sus hijos se convirtieron igualmente en expertos sanadores. A los dioses no les parecía bien que Asclepio tuviera el poder de resucitar a los hombres, ya que esto suponía una alteración del orden natural del mundo.

Cuando Zeus supo que el cadáver del hijo de Teseo había vuelto a la vida, no pudo controlar su ira y mató a Asclepio con uno de sus rayos. A pesar de todo, Zeus reconocía las cualidades de Asclepio y por este motivo lo envió a los cielos formando una constelación junto con el centauro Quirón (en astronomía esta constelación es conocida con el nombre de Ofiuco)

"La Vara de Esculapio" en la cultura romana es en la actualidad el símbolo de los médicos y "La Copa de Higía" es la representación simbólica de las farmacias

Si nos encontramos con la imagen de una vara que está siendo enrollada por una serpiente, esto quiere decir que observamos "la Vara de Asclepio", también conocida como "la Vara de Esculapio" en el mundo romano.

Según la leyenda, Asclepio fue a ver a un pescador llamado Glauco que estaba agonizando en el lecho de muerte. En ese momento vio llegar a una serpiente y la mató con su bastón. Luego apareció otra serpiente con unas hierbas en la boca. Asclepio tomó estas hierbas y las introdujo en la boca de la serpiente que acaba de matar y con este procedimiento hizo revivir a Glauco. De esta manera, el bastón y la serpiente se convirtió en el símbolo de los médicos romanos, un símbolo que todavía forma parte de la tradición médica occidental.

Higía, una de las hijas de Asclepio que era una experta en la prevención de enfermedades, da nombre a la llamada "Copa de Higía", un símbolo formado por una copa rodeada por una serpiente y que está presente en la mayoría de farmacias actuales.

> Siguiente >>>

Fotolia. (en orden de aparición)
Juulijs


Buscador

Recientes