Biografía de Arthur Schopenhauer

Arthur Schopenhauer fue un prominente filósofo de origen alemán que sostuvo la bandera del pesimismo filosófico y que enarboló a modo de sistema filosófico la creencia que los seres humanos vivimos en un mundo trágico en el cual la desgracia es eterna y el destino es buscar lo que jamás lograremos.

Oriundo de la ciudad de Danzig, en la cual nació un 22 de febrero del año 1788, en una familia encabezada por su padre, un comerciante exitoso, y una madre de intensa vida cultural, que organizaba tertulias culturales en su casa, y que de alguna manera fue quien lo introdujo en el universo intelectual de su tiempo.

Cumpliendo el mandamiento familiar se dedicó a los negocios por un breve lapso de tiempo, sin embargo, cuando su padre falleció se liberó del compromiso de seguir sus pasos y decidió seguir su vocación: la filosofía. En las mencionadas reuniones literarias que organizaba su madre entró en contacto con colegas que lo influyeron enormemente, tal es el caso de Goethe.

El amor y la pulsión sexual fueron la base de su creencia filosófica que propuso una extrema subjetivación acerca del amor, inherente a todos los seres humanos, y que hace que pensemos que nuestro amor es el más real, el mejor, y más especial de todos los que existen y lo consideró como la pasión natural que nos impulsa a buscar un compañero/a sexual

Su obra más aclamada fue El mundo como voluntad y representación (1818) en la cual se explayó con detalle sobre lo que se dio en llamar metafísica del amor sexual. Para él, la inclinación natural de los hombres es reproducir resultados del amor que perpetúen, y porque no también, mejoren la especie.

En ese sentido es que el hombre busca una mujer que presente características símiles a las propias, o inclusive mejores, para que combinadas produzcan un resultado superador

Si bien el contexto en el que se editó dicha obra hizo que pase sin pena ni gloria apenas publicado, luego, sí cosechó sus merecidos honores y se erigió en una lectura fundamental para los cultores de su filosofía.

Fue de los primeros filósofos declarados abiertamente ateos y que manifestó una sensibilidad especial por los animales, por quienes solicita un trato más justo, que el hombre, muchas veces imbuido en su maldad natural, contraviene de modo sistemático

En los tiempos que corren no le hubiese ido para nada bien con el sexo opuesto ya que su pensamiento evidenció una marcada misoginia, relegando a la mujer a un segundo plano, y a quien le atribuyó un comportamiento casi de sumisión, considerando que debe estar siempre dispuesta a complacer a su amo.

Muchos de sus defensores argumentan que su postura en este aspecto estuvo marcada por una época en la cual la mujer era vista como un accesorio, sin excepciones.

Una anécdota sobre su vida personal nos muestra determinantemente dicha postura misogina...

Su madre, una culta mujer de la época como ya señalamos, despertó en él un desagrado absoluto, no solamente porque manifestó un perfil social que se enfrentó a su antipatía natural, sino también porque tras la muerte de su padre rehízo su vida amorosa con un amante, instalando entre ambos una tensa relación para siempre.

Falleció en Fráncfort del Meno, el 21 de septiembre del año 1860, a los 72 años.

Buscador

Recientes