Biografía de Arthur Rimbaud

Con una corta pero muy intensa vida, Arthur Rimbaud se consagró luego de morir (del mismo modo que ha ocurrido con muchos artistas) en uno de los poetas más importantes y representativos del siglo XIX europeo. Nacido en una localidad pequeña del norte de Francia, Rimbaud llevó siempre una vida bastante rebelde y álgida, marcada tanto por sus relaciones pasionales como por su increíble capacidad para escribir los más hermosos poemas.

Una infancia difícil y la rebeldía juvenil

Lo que conocemos de la historia de Arthur Rimbaud nos indica que nació en el seno de una familia compleja. Su padre, militar, se enamoró y casó con una mujer de origen acomodado. La unión tuvo como resultado cinco hijos, de los cuales Arthur ocupó el segundo lugar.

Si bien el vínculo entre los padres no demostraba ser particularmente conflictivo, la ausencia del padre por exigencias laborales durante todo el año hizo que a lo largo de su infancia no estuviera presente en la vida de Arthur ni en la de sus hermanos. Finalmente, siendo nuestro protagonista aún muy pequeño, la separación acaeció y los rumbos entre sus progenitores cambiaron de destino.

La adolescencia y juventud de Arthur fue de mayor conflictividad ya que desde muy joven empezó a mostrar interés por vivir la vida al extremo, disfrutando emociones y sensaciones fuertes. A pesar de ser enviado por su madre a las mejores escuelas con tal de desarrollar sus habilidades, Arthur abandonó la educación institucional y decidió continuar su carrera de poesía por su cuenta propia.

El amor apasionado y la cumbre de su arte

Uno de los elementos más importantes de la vida de Arthur Rimbaud fue sin duda alguna el conocer a Paul Verlaine, un poeta francés que se encontraba para 1871 viviendo en París con su esposa. Ambos escritores se descubrieron mutuamente como una experiencia única y novedosa y vivieron así una de las historias de amor y pasión más conocidas de la literatura moderna. Muchos sostienen que sus días pasaban sumidos en consumo de alcohol, drogas y absenta, una particular bebida que estimulaba los sentidos y les permitió escribir profundas y complejas poesías.

La relación entre ambos terminó muy mal, con un intento de asesinato de parte de Verlaine hacia el más joven Rimbaud a causa de la imposibilidad de continuar el vínculo. Luego de concluir ese terrible vínculo, Rimbaud decidió escapar de esa difícil realidad viajando a través de varios continentes y países. Es en esa época de su vida, sus años finales, donde experimentó muchas situaciones y circunstancias particulares, como fue toda su vida en general.

En el año 1891, comenzó a sufrir un dolor extraño que confundió con una posible artritis pero que luego fue diagnosticado como cáncer de huesos.

Finalmente, a sus 37 años murió en Marsella y dejó para la posteridad una muy rica obra que sigue siendo esencial para la literatura occidental hoy en día.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes