Biografía de Aristóteles

El término polímata, que describe un individuo que domina muchas materias, encaja a la perfección con Aristóteles. Este filósofo griego del siglo IV a. C no solo construyó un modelo de pensamiento y marcó el rumbo de las principales disciplinas científicas, sino que se convirtió en el gran referente intelectual de los teólogos medievales del cristianismo y del Islam.

La obra aristotélica abarca todo tipo de áreas: biología, lógica, poética, política, física o filosofía. No es extraño que los grandes pensadores medievales se refieran a él como el maestro de los que saben.

Nació en Estagira, una ciudad integrada en el Imperio macedónico. Su padre fue médico de la corte imperial y amigo personal de Amintas lll (padre de Filipo ll y abuelo de Alejandro Magno). Es muy probable que siendo niño acompañara a su padre en su actividad profesional como médico y seguramente este aprendizaje tuvo una influencia decisiva en sus investigaciones biológicas posteriores.

En la Academia de Platón

A los 17 años llegó a Atenas y se convirtió en un discípulo de la Academia de Platón, donde permaneció veinte años. Por entonces, la Academia y la escuela de Isócrates eran los dos centros de enseñanza superior en Atenas.

En los primeros años fue un platónico más, pero con el tiempo se distanció filosóficamente de su maestro y estableció su propia escuela, el Liceo. Mientras la Academia se centraba en la matemática y en la especulación teórica, en el Liceo se trataban las materias con un enfoque empírico (en la escuela aristotélica se abordaban cuestiones científicas y los temas políticos se trataban con un enfoque meramente teórico para evitar posibles ataques de los antimacedonios atenienses).

Tuvo problemas por su origen macedonio

Si bien Aristóteles era un hombre admirado y respetado en Atenas, no dejaba de ser un extranjero. Su situación personal comenzó a complicarse cuando los macedonios expresaron su voluntad de ocupar la ciudad de Atenas. Para evitar posibles represalias de los exaltados atenienses, el filósofo decidió exiliarse.

Durante cinco años residió en Asos y luego en Mitilene y Lesbos. En su etapa alejado de Atenas, continuó con sus investigaciones en colaboración con su discípulo predilecto, el filósofo Teofrastro. En esa época se casó con Pitias y junto a ella investigó sobre el desarrollo embrionario de los animales. Cuando falleció su esposa, Aristóteles se unió sentimentalmente a Herpillis, una antigua doncella de Pitias.

Su relación con Alejandro Magno y el testamento del filósofo

No se sabe con certeza cuáles fueron las enseñanzas que Alejandro recibió del filósofo y sobre este asunto hay distintas versiones entre los historiadores de la filosofía. Se ha dicho que Aristóteles le formó en el conocimiento de los astros y sobre cuestiones de retórica y política. También se afirma que Alejandro no prestó un especial interés por las lecciones de su maestro.

El filósofo murió a los 62 años, probablemente de una afección de estómago.

En su testamento dejó indicaciones que ponen de manifiesto su generosidad y espíritu bondadoso (entre otros asuntos, prometió la libertad de sus esclavos y garantizó el bienestar económico de sus seres queridos).

> Siguiente >>>

Fotolia. (en orden de aparición)
Harisvithoulkas


Buscador

Recientes