Biografía de Antonio Gramsci

Antonio Gramsci es sin posibilidad de duda uno de los pensadores más importantes y recordados del siglo XX. Sus aportes sobre la política, el Estado y el poder lo hicieron destacar en una Europa que veía crecer los gobiernos fascistas y así fue que debió sufrir en carne propio los resultados de tal autoritarismo. Sus ideas y sus trabajos han sido retomados por pensadores de todo el mundo y marcan un antes y un después en la comprensión política y filosófica de la modernidad.

Una vida dedicada a la transformación de la realidad como meta.

Nacido el 22 de enero de 1891 en la localidad italiana de Ales, Antonio Gramsci nació en lo que hoy podríamos describir como una familia humilde. Sus padres eran ambos trabajadores pero no calificados por lo tanto Antonio vivió una infancia y juventud de muchas complicaciones y penurias. Antonio era el hijo del medio de siete hermanos y esto obviamente complicaba mucho la situación de la familia y el porvenir de sus integrantes. Las dificultades de su padre para poder mantener el trabajo sumado a la dura época que representó para Italia el final de siglo terminan de pintar una escena bastante triste.

Una de las principales características distintivas de Antonio es que desde pequeño destacó en la escuela por sus habilidades intelectuales, pero la pobreza extrema de la familia no le hicieron fácil mantener sus estudios superiores cuando quiso llevarlos a cabo. Por otro lado, una pobre salud lo mantuvo enfermo de lo que luego se descubrió como tuberculosis osteoarticular, enfermedad que atacó sus huesos y perjudicó su crecimiento. Hacia 1910, sin embargo, había logrado revertir este conjunto de penurias al haberse dedicado al trabajo, el estudio y sus primeros acercamientos al periodismo en el liceo donde mantenía sus cursos secundarios.

Turín, la universidad y un nuevo mundo que se abre ante sus ojos.

En 1911 pudo hacer realidad uno de sus sueños: ingresó a la Facultad de Letras de la Universidad de Turín, una de las más prestigiosas de Italia. Allí se dedicó, con gran esfuerzo intelectual y económico, a perfeccionar sus dotes periodísticas y lentamente comenzó a acercarse a ideas políticas más y más comprometidas, pasando de un superficial socialismo a un dedicado marxismo revolucionario. Para 1916, la situación política italiana era cada vez más complicada y ardua y por eso siente que debe a través de las letras comunicar sus ideas. En 1919 funda junto a un compañero el diario 'L'Ordine Nuovo' y dos años más tarde forma parte de uno de los momentos más importantes de la historia de Italia: la fundación del Partido Comunista Italiano en 1921. Será elegido como Secretario General del mismo entre 1924.

Su cada vez mayor compromiso con las ideas revolucionarias y su continúa búsqueda de plasmar la importancia de la lucha obrera en sus trabajos periodísticos lo expuso notoriamente, por lo cual en 1927 es acusado de un atentado direccionado contra Benito Mussolini. Por esta razón se lo arresta y detiene en Milán. Es desde la cárcel que escribe sus famosas obras 'Cuadernos desde la Cárcel'. Su salud empeora en gran medida en los largos años de su detenimiento, teniendo numerosas crisis de alucinación y delirios. Finalmente en el año 1937 es liberado condicional mente pero muere poco tiempo después de una hemorragia cerebral. Dejó en vida una esposa y dos hijos, más todo su enorme caudal de trabajos e ideas que aún hoy marcan a muchos pensadores y movimientos de izquierda en todo el mundo.

Buscador

Recientes