Biografía de Akira Kurosawa

El cine japonés es uno de los más particulares y distinguibles de todos. En este sentido, Akira Kurosawa es sin duda alguna uno de ellos responsables del prestigio que el séptimo arte japonés ha ganado en todo el mundo. Con un estilo narrativo y artístico único, Kurosawa es mencionado entre los directores de cine más importantes del siglo XX.

De Tokyo al mundo entero: una vida en pictogramas.

Akira Kurosawa nació en el año 1910 en uno de los barrios más selectos de la ciudad de Tokyo: Shinagawa. Su origen relativamente acomodado lo ubicó siempre en una escena social con mucho acceso a contactos y a un mundo donde los sueños eran posibles.

Con ambos padres profesionales, Akira tuvo acceso desde pequeño a un buen pasar y además recibió educación abierta a las tradiciones y conocimientos occidentales, algo que no era del todo común para el Japón de la época. Así fue que la cultura de Europa y Estados Unidos rápidamente permeó en el joven que desde temprano mostró admiración por el cine y deseaba ser pintor.

A fines de la década de 1920, Akira se mudó junto con su hermano mayor, Heigo, que ya era para aquel entonces director de películas mudas y que mostraba ciertp distanciamiento de la familia. Con él Akira comenzó a incurrir en la creación de películas pero el suicidio de Heigo en 1933 fue un duro golpe para nuestro protagonista. Desde entonces las historias de su película retomarían temáticas tales como la perdida, la muerte, el dolor, la soledad.

Primeros trabajos y el éxito final.

Luego de la muerte de su hermano, Akira debió aprender por primera vez a valerse por sí mismo. Obtuvo en los '30 sus primeras oportunidades como asistente de directores en estudios de filmación. Aprendió con el tiempo que ser guionista era otra opción que podía permitirle desarrollar varias de sus ideas y lentamente inicio un recorrido de creación artística que combinaría sus propios textos con su dirección personal.

Mientras sus primeras películas estuvieron marcadas por el contexto de guerra y posguerra, en 1951 haría uno de los films más aclamados por los críticos de cine de todo el siglo XX, su magnífica Rashomon. Está película le valió el premio mayor en el festival de Venecia de aquel año y el reconocimiento internacional que aún hoy, póstumamente posee. Tanto esta como otras de sus obras (El Ángel ebrio, Kagemusha, Sin remordimientos de nuestra juventud) le permitieron crear un estilo muy personal donde tanto la estructura narrativa como su visión sobre dramas cotidianos del ser humano estan presentes.

En el año 1945 Akira Kurosawa se casó con la actriz Yoko Yaguchi, con quién permaneció hasta la muerte de ella en 1985. Juntos tuvieron dos hijos que siguieron la veta artística de sus padres. En 1988 Akira murió de causas naturales, tan sólo tres años después que su esposa.

Buscador

Recientes