Biografía de Afrodita (Venus)

Su imagen, como la de Helena de Troya, ha sido asociada a la belleza ya que, no en vano, es la diosa griega de la belleza, pero también del amor, del deseo, del sexo, la lujuria e, incluso, de la reproducción, todo aquello que tiene que ver directa o indirectamente con la sensualidad.

Afrodita es una especie de “hija indirecta” de Urano, ya que nació del esperma de este cuando fue castrado por Crono, y sus testículos lanzados al mar.

Nace, por lo tanto, del mar, tal y como es representada en un célebre cuadro de Botticelli del siglo XV, en el cual vemos a una hermosa Afrodita siendo sacada del mar de pie dentro de la cáscara de una ostra, cubriéndose con sus manos las partes pudendas, mientras es recibida por las demás deidades.

Los romanos, que heredaron su mitología de los griegos, la conocerían como Venus, y su perfil de diosa es homologable al de otras deidades en diversas religiones antiguas, ya que todas ellas observaban los placeres de la carne en su teología, y por ello tenían a la correspondiente deidad que se encargaba de ellos, con rituales dedicados de cariz sexual.

En el caso de Afrodita, estos incluían la prostitución ritual, una práctica que, en otras religiones antiguas, también se celebraba en lugares como Babilonia.

Eros, hijo de Afrodita y conocido como Cupido por los romanos, era el encargado de enamorar a los humanos.

Curiosamente, Eros era fruto de los amoríos extramaritales de Afrodita con Ares (el apuesto dios de la guerra), lo que nos deja un contraste chocante entre el amor y el odio que traspuan los conflictos armados.

En uno de los episodios de su vida, Afrodita monta en cólera contra Psique, una joven humana de gran belleza de la que Eros se enamora. Afrodita pone varias pruebas a Psique como condición para permitir la relación entre ambos, pruebas que serán insuperables para una simple mortal.

Pero, siendo su amor puro y sincero, Psique recibe la ayuda de varios dioses. Al ver que, realmente Psique ama de forma sincera y desinteresada a Eros, Afrodita aprueba la relación. Más tarde, Zeus haría inmortal a Psique para que pudiera pasar toda la eternidad con su amado.

Afrodita había sido ofrecida en matrimonio a Hefesto, el herrero de los dioses, el cual se caracterizaba por una gran fealdad y deformidad.

Fue un matrimonio infeliz; él la amaba y adoraba, y ella lo desdeñaba y engañaba, como hemos dicho antes, con el dios de la guerra Ares, hasta que él se enteró de la relación y atrapó a ambos amantes in fraganti.

Afrodita también guarda relación con el joven Adonis, un mortal de gran belleza al que adoptó.

Este era hijo de Mirra con el propio padre de esta, fruto de la atracción suscitada por la propia Adonis en venganza contra Mirra al haber afirmado esta última que era tan bella o más que Afrodita.

Como en todas las relaciones entre dioses y humanos, es posible que Afrodita tuviera un romance con Adonis, aunque en este caso las versiones son diferentes según quienes las cuante.

Afrodita también tiene un papel en la guerra de Troya, ayudando a las tropas troyanas, puesto que era venerada en la ciudad asiática.

La mitología nos dice que fue Afrodita la responsable de que Helena se enamorara de Paris, llevando ello al rapto de la primera, y desembocando en el mítico conflicto armado.

Eneas, otro de los héroes troyanos, era hijo de la misma Afrodita, fruto de sus amoríos con Anquises. Tanto este como Paris disfrutaron de su protección durante la contienda.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes