Biografía de Abraham

Abraham fue el primer patriarca de la historia con quien Dios estableció una alianza para que él fuese el germen del pueblo elegido que lo honraría y adoraría por los siglos de los siglos.

Si bien el Judaísmo lo considera un pilar fundamental de su creencia, Abraham, también ostenta un especial lugar en el resto de las fe monosteístas como el Cristianismo y el Islamismo

Para los judíos, Abraham, es un emblema del hombre justo, bondadoso y sabio y el primero en poder descubrir el altruismo y la conciencia judía.

La vida y obra de Abraham está relatada en la Biblia y es justamente de este relato que se conocen los detalles de su obra.

Procedía de una familia oriunda de Ur, Caldea, que descendía directamente de Noé.

Dios convoca a Abraham para que se traslade a la tierra de Canaán (actuales territorios de Israel, Palestina, occidente de Jordania, y partes de Siria y Líbano) donde debía establecer su pueblo, la famosa "tierra prometida", y a la población elegida: la judía

Cumpliendo con la promesa se instaló allí con su familia y seguidores y hasta le construyó un altar para honrar a Dios.

Se casó con Sara, su media hermana unos 10 años menor que él y con quien engendró a su hijo Isaac, quien se convirtió en elsegundo patriarca del Pueblo de Israel.

Tuvo más hijos con su segunda esposa Cetura, aunque a ninguno le legó el magnífico título de patriarca que sí le entregó a su hijo Isaac, inclusive, a su primogénito Ismael, fruto de su relación con la esclava egipcia Agar, tampoco le reconoció como heredero, dándole el reconocimiento con exclusividad a Isaac.

Uno de los relatos bíblicos más popularizados sobre Abraham es el del sacrificio de su hijo Isaac.

Dios le pidió que mate a su hijo en demostración de su fidelidad, acto que Abraham estaba por cumplir cuando un ángel detuvo su mano.

De este modo Dios descubrió la fidelidad absoluta de su pastor elegido y abortó la muerte de Isaac.

Fueron muchos los pactos que suscribieron Dios y Abraham, entre ellos, uno de los más relevantes luego del establecimiento territorial del pueblo, fue el de difundir el monoteísmo y la creencia en un solo Dios, cuestión poco extendida en dicha época a razón de la tendencia a adorar muchos dioses al mismo tiempo

Su metodología fue curiosa pero efectiva: instaló una tienda en un cruce de calles muy transitadas para que todos los que por allí circulaban conozcan de su boca la buena nueva de Dios.

Por otra parte, la sensibilidad de Abraham también fue crucial en su elección dado que Dios confiado de su creencia respecto que el egoísmo humano era la semilla de todos los males, lo eligió como comunicador de la fe y el impulsor de la amistad entre los humanos.

Falleció en Hebrón con más de cien años, dato que muestra la longevidad de sus raíces

Buscador

Recientes